Atentados en Barcelona y Cambrils: (II) célula de Ripoll, enlace con el aparato de seguridad exterior de Estado Islámico y combatientes terroristas extranjeros

minuto de silencio en el parlamento europeo por las víctimas del atentado de Barcelona y Cambrils
Documento de trabajo

Resumen

La célula de Ripoll, a la que pertenecían los yihadistas que perpetraron los atentados de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils, era una célula enlazada con las estructuras centrales de Estado Islámico  (EI). Hay datos esenciales y circunstancias adicionales cuyo adecuado análisis conmina a catalogarla de tal modo y no como una célula independiente o meramente inspirada por la organización yihadista. El enlace se produjo a través de combatientes terroristas extranjeros con origen en Europa Occidental, desplazados en Siria e Irak o retornados. En primer lugar, es posible deducir buena parte de ello de un estudio contextual y minucioso de las notificaciones y los pronunciamientos de EI tras los atentados, que permite desvelar el papel desempeñado por el denominado aparato de seguridad exterior de la organización yihadista encargado de guiar a los miembros de la célula de Ripoll en sus planes y preparaciones. En segundo lugar, otra tanta parte de todo ello se puede inducir de un estudio de la abundante y contundente evidencia relacionada con los contactos y movimientos internacionales de los principales miembros de la célula, especialmente dentro y fuera de Bélgica, durante aproximadamente el año y medio previo a la matanza terrorista que tenían fijada para el 20 de agosto de 2017. A lo cual hay que añadir la información emanada de fuentes de Inteligencia que corrobora o está en consonancia con nuestro estudio.

Introducción

El 17 de agosto de 2017 por la tarde en la ciudad de Barcelona y a primera hora del día siguiente, el 18 de agosto, en la localidad costera de Cambrils, en la provincia de Tarragona, seis yihadistas armados con vehículos y cuchillos llevaron a cabo varios atentados como consecuencia de los cuales murieron 16 personas, más de 40 resultaron heridas físicamente y casi dos centenares más quedaron afectadas psíquicamente.[1] Esos seis yihadistas eran miembros de una célula a la que pertenecían 10 individuos, quienes habían planeado inicialmente una serie de actos de terrorismo mucho más ambiciosos y letales para ser ejecutados el 20 de agosto de 2017 en Barcelona. Estos individuos se habían preparado para utilizar tres o cuatro furgonetas con grandes cantidades de triperóxido de triacetona (TATP) en su interior y cargadas con bombonas de gas inflamable. También iban a hacer uso de cantidades menores de TATP introducidas en cilindros adosados a cinturones explosivos y en tubos para confeccionar granadas de mano. Los principales blancos designados en la capital de Cataluña para cometer estos atentados eran aglomeraciones de gente en o alrededor del emblemático templo de la Sagrada Familia y del estadio del Fútbol Club Barcelona.[2]

Pero los terroristas cambiaron sus planes e improvisaron otro tipo de atentados cuando la casa deshabitada del municipio de Alcanar, asimismo en la provincia de Tarragona, que usaron para fabricar y almacenar el TATP, quedó reducida a escombros tras un estallido accidental del explosivo la noche del 16 de agosto. El líder de la célula, un imán llamado Abdelbaki Es Satty y otro de sus más destacados integrantes, Youssef Aalla, quienes se encontraban en la propiedad, fallecieron a causa de la explosión. Un tercer miembro de la célula, Mohamed Houli, que entraba y salía de la casa, resultó herido y fue trasladado al hospital de Tortosa donde fue detenido. Seis miembros de la célula más, los que participaron directamente en la ejecución de los atentados en Barcelona y Cambrils, es decir, Younes Abouyaaqoub, Mohamed Hichamy, Omar Hichamy (hermano menor de Mohamed), Houssaine Abbouyaqoub (hermano menor de Younes), Said Aalla (hermano menor de Youssef) y Moussa Oukabir, fueron abatidos por agentes de Mosssos d’Esquadra (ME), el primero en un área rural cercana al municipio barcelonés de Subirats y los restantes en Cambrils. A un último miembro de la célula, Driss Oukabir (hermano mayor de Moussa) se le detuvo en la localidad gerundense de Ripoll. Además, la célula contó con un colaborador conocido. Mohamed Houli y Driss Oukabir fueron condenados en 2021 por delitos de terrorismo, de igual modo que el cómplice, Said Ben Iazza, por colaboración con grupo terrorista.[3]

El proceso que llevó a un pequeño grupo de adolescentes y jóvenes residentes en Ripoll a constituir una célula yihadista con intenciones operativas se inició en 2015, tras la llegada a la localidad de Es Satty para ejercer como imán, pese a su pasada trayectoria yihadista y a haber cumplido una pena de prisión por tráfico de drogas.[4] Este radicalizó en la versión más extrema y belicosa del salafismo a algunos de ellos, que ya habían empezado a simpatizar con esa concepción fundamentalista del credo islámico.[5] Es Satty y ocho de sus seguidores en la célula tenían la nacionalidad marroquí y sólo uno de ellos contaba con la ciudadanía española pero, salvo el imán, los restantes nueve pertenecían al segmento social de las segundas generaciones, nacidos o crecidos en España aunque descendientes de inmigrantes marroquíes. El imán era un inmigrante de primera generación que había entrado ilegalmente en España, desde Marruecos, en el año 2000 o poco antes.[6] Bajo su autoridad carismática, las relaciones de parentesco que vinculaban a una mayoría de quienes luego integrarán la célula yihadista fueron un factor muy importante en su radicalización y reclutamiento, pues había cuatro pares de hermanos y dos de esos pares eran primos entre sí.[7] Cuando tuvieron lugar los atentados de Barcelona y Cambrils, Es Satty tenía 44 años, uno de sus tres principales seguidores a la vez que miembros centrales de la célula 24 y los otros dos, 22. Subordinados a ellos había cinco otros miembros con edades entre 18 y 28 años, mientras que la célula contaba con un menor de entonces sólo 17 años.[8]

Aunque los miembros de la célula de Ripoll estaban alineados con EI, desde el principio cabía descartar la posibilidad de que formasen parte de una célula integrada en las estructuras de la organización yihadista. El directorio de esta había introducido cambios en su estrategia dentro de los países occidentales con posterioridad a los atentados de 2016 en Bruselas, los últimos perpetrados en suelo de Europa Occidental en que intervinieron terroristas entrenados por EI que pertenecían a una red operativa dirigida centralizadamente desde la ciudad siria de Raqqa, donde dicha organización yihadista tenía por entonces su mando central.[9] Esa nueva estrategia se puso en marcha a partir de mayo del mismo año y persistió hasta 2019, en torno al momento en que el califato que EI había proclamado en junio de 2014 sobre una muy amplia zona que atravesaba la frontera entre Siria e Irak se quedó sin base territorial.

En el marco de la nueva estrategia, EI continuó recurriendo a la propaganda para instigar la comisión de atentados por parte de simpatizantes residentes en países de Europa Occidental al modo de los actores solitarios o agrupados en células independientes, únicamente inspiradas por la propaganda emitida por la organización yihadista. Pero la nueva estrategia adoptada por EI para el desarrollo de operaciones en los países europeos añadió de manera expresa la opción de guiar remotamente o desde cierta distancia a los partidarios de EI que estuvieran dispuestos a atentar dentro de Europa Occidental.[10] En este segundo supuesto, al denominado aparato de seguridad exterior de EI, en tanto que parte del diwan o burocracia central de seguridad del califato, se le encargaba, en el marco de la nueva estrategia, seleccionar y designar activistas, especialmente entre combatientes extranjeros procedentes de Europa Occidental que se encontraran en Siria e Irak o entre retornados del mismo origen, para proceder al establecimiento de contacto con los posibles terroristas y actuar como planificadores virtuales o supervisores sobre el terreno.[11]

A ese respecto, nuestro documento explica, con base en la evidencia acumulada a partir de datos esenciales y una acumulación contundente de circunstancias conocidas, por qué la célula de Ripoll ha de ser entendida como una célula enlazada con el aparato de seguridad exterior de EI. Estas páginas no abordan otros aspectos de dicha célula o de sus miembros, que son objeto de nuestra atención en trabajos complementarios.[12] Nuestras fuentes aquí son básicamente primarias, aunque ocasionalmente hemos recurrido a fuentes abiertas contrastadas y a fuentes secundarias acreditadas. Entre las fuentes primarias destacan los informes y otros documentos incluidos en el procedimiento que fue incoado por la Audiencia Nacional (AN) el mismo día de los atentados en Barcelona, diligencias previas que transcurrido un año dieron lugar a un sumario, en el marco del cual se recogió una amplia cantidad de documentación, escrita y oral, hasta enero de 2020.[13] También pudimos realizar, entre 2017 y 2020, 12 entrevistas individuales o en grupo, al igual que mantener comunicaciones adicionales más sucintas, con mandos de unidades especializadas en terrorismo yihadista y expertos de ME, del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y de la Guardia Civil (GC), al igual que del Centro de Inteligencia sobre Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO); asimismo nos fue posible hablar en 2021 y 2022 con profesionales de la AN y realizar, el primero de estos últimos años, otras dos breves entrevistas telemáticas con destacados expertos de la comunidad estadounidense de Inteligencia.[14]

Es Satty y sus seguidores en la célula de Ripoll: “Nosotros, los soldados del Estado Islámico en la tierra usurpada de al-Andalus”

Entre las ruinas de la casa de Alcanar que los miembros de la célula de Ripoll ocuparon y en cuyo interior fabricaron TATP, los investigadores de ME hallaron tres escritos autógrafos de Es Satty en lengua árabe. Los tres son piezas de interés para conocer cuál era la definición que el imán hacía de sí mismo y cómo definía a los integrantes de la célula yihadista que había conseguido movilizar en Ripoll. El primero de esos escritos corresponde a una simple anotación personal en el reverso de una fotografía suya, del tamaño de las habitualmente utilizadas en pasaportes. En dicha anotación sin fecha, pero probablemente realizada en 2016 o, lo que es aún más verosímil, a inicios de 2017, se lee, traducido al castellano, lo siguiente:

“Soldado de los soldados del Estado Islámico”.[15]

Es Satty se tenía pues por un “soldado” de EI. Y para referirse al conjunto de los miembros de la célula de Ripoll, el imán utilizó expresiones que están en consonancia con esa descripción de sí mismo. Ambas expresiones se encontraron en sendos borradores de carta abierta o declaración que estaba redactando, también en árabe, el mismo día en que perdió la vida, es decir, el 16 de agosto de 2017. Esta carta abierta o declaración iba a ser hecha pública cuatro días más tarde o en todo caso muy poco después, pues es la fecha que consta en los dos fragmentos del documento, datada de acuerdo con el calendario islámico, es la del 27 del mes de Dhul Qadah del año 1438, correspondiente al 20 de agosto de 2017 en el calendario gregoriano. Es decir, el día en que los miembros de la célula de Ripoll iban a perpetrar atentados de gran escala en Barcelona y de manera concomitante o como continuación en París.[16] En los fragmentos, un folio y un trozo separado de papel blanco, respectivamente, dejó plasmadas dos maneras bastante similares de caracterizar a los integrantes de la célula yihadista liderada por el propio imán que, traducidas de nuevo al castellano, son estas:

“[…] Nosotros los soldados del Estado Islámico en la tierra usurpada de al-Andalus”.[17]

“Breve carta de los soldados del Estado Islámico en la tierra de al-Andalus para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores”.[18]

Los miembros de la célula de Ripoll son denominados en ambos fragmentos como “soldados del Estado Islámico”. Pero, además, en los dos se introduce una mención al escenario en el cual consideraban estar operando, que no es una referencia contemporánea a Cataluña ni al conjunto de España sino una alusión histórica a al-Andalus. Es decir, al dominio islámico que con variable amplitud existió durante ocho siglos sobre la península Ibérica, extendiéndose durante ese tiempo por la mayoría del territorio de la actual España y dentro de ella, por el de Cataluña. Al-Andalus tiene un significado especial para los yihadistas, que lo evocan como un territorio que se encuentra bajo ocupación desde hace más de 500 años y que debe ser islamizado de nuevo o recuperado para el islam por la fuerza.[19] Así, el texto al que corresponde la primera cita subraya precisamente que los yihadistas sostienen hallarse en una tierra islámica que cayó “en manos de los cruzados envidiosos”.[20] Es reseñable que Es Satty almacenaba en su ordenador portátil numerosas monografías sobre la historia de al-Andalus desde una perspectiva islamista o, en sus propias palabras, los “libros sobre al-Andalus verdaderos”.[21] Younes Abouyaaqoub guardaba en sus archivos digitales dos mapas del mundo islámico que EI aspira a unificar y dominar, que incluye la práctica totalidad de los territorios que hoy son España y Portugal.[22] La segunda cita, por su parte, contiene cinco términos referidos a los destinatarios de la declaración, que coinciden con un rango habitual de los enemigos designados en las proclamas de EI.

Está comprobado asimismo que los miembros de la célula de Ripoll hicieron un ingente consumo de la propaganda difundida online por EI desde que esta organización se configuró como tal en 2014, cuando sus dirigentes adoptaron ese nombre al tiempo que proclamaban un califato sobre los extensos territorios de Siria e Irak que en aquellos momentos controlaban, incluyendo pronunciamientos de quien entonces era emir de EI, Abu Bakr al Bagdadi, y de quien hasta su muerte en agosto de 2016 fue su principal estratega, Abu Mohamed al Adnani.[23] Además, los miembros de la célula de Ripoll mostraron de otras maneras su adhesión a EI, como portando imágenes con el estandarte de la organización yihadista en sus teléfonos móviles o pintándolo a mano sobre la tela de una funda de almohada, de las que usaron en Alcanar para secar TATP.[24] Quienes de entre ellos perpetraron los atentados de Cambrils emularon horas antes una conducta característica de jóvenes musulmanes reclutados en Europa Occidental por esa organización yihadista, si bien principalmente como combatientes terroristas extranjeros (CTE), reuniéndose para quemar sus pasaportes y otros documentos de identidad en un acto considerado un rito de lealtad a EI y una renuncia de sus nacionalidades en favor de la Umma o nación del Islam. [25]

En suma, es evidente que los integrantes de la célula de Ripoll se consideraban “soldados” de EI y tenían a EI como su organización yihadista de referencia. Pero lo discutido hasta aquí no permite aún aclarar si Es Satty y sus seguidores formaban una célula independiente y actuaban sólo inspirados por EI o si constituyeron una célula enlazada con la organización yihadista y operaron guiados de uno u otro modo por alguien designado para ello por su aparato de seguridad exterior. Para elucidarlo importa, en primer lugar, conocer e interpretar adecuadamente lo qué EI dijo sobre los miembros de la célula de Ripoll y, sobre todo, por qué medio o medios y cómo se pronunció respecto a ellos la burocracia central de medios de la organización yihadista.

Lo que la secuencia de notificaciones y comunicados difundidos por EI revelaba sobre la naturaleza de la célula de Ripoll

El 17 de agosto de 2017, tan sólo cuatro horas después del atentado en La Rambla, Amaq News notificó, a través de la aplicación de mensajería Telegram, que EI asumía lo ocurrido. Amaq News es una agencia difusora de noticias que desde su creación en 2014 estaba ya relacionada con las estructuras centrales de propaganda de EI y desde 2016, incluyendo el año en que ocurrieron los atentados en Barcelona y Cambrils en concreto, era el medio preferente de la organización yihadista para reclamar con rapidez la responsabilidad de actos de terrorismo perpetrados en sociedades occidentales. Se trataba de una fórmula que el liderazgo de EI utilizaba para establecer cierta distancia con quienes ejecutaban determinados atentados, sobre los que se hacía recaer la responsabilidad de su materialización efectiva y de las consecuencias que conllevasen, antes de reaccionar a ellos.[26]

La primera reacción de EI tras lo ocurrido en la tarde del 17 de agosto en Barcelona, reivindicando los hechos mediante la notificación de Amaq News, contenía la siguiente frase:

“Los que han cometido el ataque en Barcelona son soldados del Estado Islámico y han ejecutado la operación respondiendo a los llamamientos de ataque contra los países de la coalición”.[27]

Así pues, la presentación que los integrantes de la célula de Ripoll hacían de sí mismos como “soldados del Estado Islámico” coincidió con la descripción que de ellos hizo la propia organización yihadista a través de Amaq News. Este dato es relevante porque en 2017, el año de los atentados en Barcelona y Cambrils, EI notificó al menos seis incidentes terroristas en países occidentales eludiendo caracterizar a sus autores como “soldados del Estado Islámico”.[28] Ahora bien, era un dato insuficiente para clarificar la naturaleza de la célula de Ripoll, es decir, si se trataba de una célula inspirada por EI o una célula enlazada con EI. Tampoco ayudaba a clarificar esta cuestión la segunda parte de la frase, pues desde septiembre de 2014 los líderes de EI venían incitando a sus partidarios y activistas con residencia en países que, como España, contribuían a las actividades de la Coalición Internacional creada poco antes, ese mismo mes, para combatir y derrotar a la organización yihadista, para que atentasen dentro de los mismos como forma de castigarlos y disuadirlos.[29] Estos llamamientos, que se hicieron más frecuentes en 2015 y 2016, podían ser respondidos en 2017 tanto por células inspiradas por EI como por células enlazadas con EI.[30]

Sin embargo, esa notificación de Amaq News distribuida cuatro horas después de los atropellos en La Rambla, sólo en apariencia un comunicado estándar, contenía en realidad un detalle crucial, el detalle que precisamente revelaba la existencia de un vínculo entre la célula de Ripoll y EI más allá de la mera inspiración. Ese detalle, fundamental para una correcta interpretación de tal tipo de notificaciones, no era otro que la “Fuente de Seguridad” citada como origen de la información. En otras notificaciones de similar formato sobre atentados en países occidentales, Amaq News había citado como fuente “medios de comunicación”, en genérico, o bien alguna fuente “privada”, por ejemplo. Pero la mención específica a “Fuente de Seguridad” era una obvia referencia al aparato de seguridad exterior de la organización yihadista, de donde entonces procedían tanto los contenidos mismos de la notificación como la autorización expresa para difundirla a través de Amaq News.[31]

Ese detalle no era el único llamativo apreciable en la notificación de Amaq News, primera de las comunicaciones mediante las cuales EI se atribuyó lo ocurrido la tarde del 17 de agosto en Barcelona. Esa primera notificación se refiere a “los que han cometido el ataque”, así en plural. Sin embargo, en el momento de ser hecha pública solamente un individuo, en concreto Younes Abouyaaqoub, estaba implicado en los actos de terrorismo ocurridos hasta entonces. Lo cual supone que los órganos centrales de propaganda de EI transmitieron una información procedente del aparato de seguridad exterior, parte de la burocracia central de seguridad de la organización yihadista, en cuyo seno se conocía de antemano que lo ocurrido en Barcelona no era obra de un actor solitario que obraba por cuenta propia y que había más “soldados del Estado Islámico” movilizados para perpetrar atentados.

Además de las comunicaciones de Amaq News, EI comenzó en 2017 a utilizar sus propias distribuidoras centrales de propaganda, como Nashir Media o al-Naba, para asumir la responsabilidad de actos de terrorismo en Europa Occidental. Eso ocurrió de manera muy destacada en el caso de los atentados en Barcelona y Cambrils. Ambos aparecían reflejados en el comunicado que el 19 de agosto emitió en varios idiomas Nashir Media.[32] Este segundo comunicado, cuya difusión requería igualmente la aprobación del aparato de “seguridad exterior” de EI, se refiere a los miembros de la célula de Ripoll como muyahidines que actuaron de “en dos grupos”.[33] Unos días más tarde, el 24 de agosto, el boletín semanal en árabe de EI, denominado al-Naba, elaboró y distribuyó, necesariamente también con la aprobación del aparato de seguridad exterior de EI, infografía basada en los contenidos del comunicado divulgado por Nashir Media, con el fondo de la silueta del templo barcelonés de la Sagrada Familia.[34]

Es muy importante tener en cuenta que las comunicaciones de Amaq News, Nashir News y al-Naba se dirigían principalmente a audiencias localizadas dentro de los territorios bajo control de EI.[35] Otro tanto cabe decir de las distribuidas por productoras de las ramas territoriales o provincias de EI. Dos de ellas, las de la Wilayat al-Khayr y la Wilayat al-Furat, difundieron asimismo contenidos de menor nivel relativos a los atentados en Barcelona y Cambrils.[36] Para dirigirse a las audiencias situadas fuera de esos territorios de EI, en particular a las audiencias en Europa Occidental, la burocracia o diwan central de medios se valía de las producciones de su al-Hayat Media, también bajo la supervisión del aparato de seguridad exterior.[37] La principal de las producciones de al-Hayat Media desde septiembre de 2016 y durante 2017, el año de los atentados en Barcelona y Cambrils, era la revista Rumiyah, que llegó a publicarse en hasta 11 lenguas diferentes, incluyendo inglés, francés y alemán.[38]

El número 13 de la revista Rumiyah, que apareció online el 9 de septiembre de 2017, tres semanas después de esos actos de terrorismo en Barcelona y Cambrils, dedicó a ellos su portada, buena parte de su prólogo, una página especial bajo el epígrafe –en la versión en inglés de la revista– “The Spain Attacks”, otra página más de infografía igualmente sobre los atentados y la contraportada.[39] En estos contenidos se describía a los miembros de la célula de Ripoll como “un grupo de soldados del Estado Islámico” dividido en “dos unidades encubiertas compuestas por varios muyahidines”.[40] Esta es una descripción particularmente apropiada para los miembros de una célula enlazada con EI, considerando el alcance de la distinción básica que EI hacía entre las “operaciones militares” que se desarrollaban sobre el territorio del califato y las “operaciones encubiertas” llevadas a cabo en territorio del enemigo. EI justificaba los atentados en Barcelona y Cambrils como castigo a España por su contribución a “la guerra contra el Estado Islámico”, aludiendo explícitamente al entrenamiento del Ejército iraquí y a la participación en la coalición anti-EI.[41]

Por otra parte, las comunicaciones de EI sobre actos de terrorismo en Europa Occidental durante 2016 y 2017 siguieron un patrón común de secuencia.[42] Primero se producía una notificación mediante Amaq News. Sólo después aparecían comunicados emitidos desde órganos centrales de propaganda de EI como Nashir News o al-Naba e incluso desde ambos. Finalmente, una productora asimismo central, dependiente del directorio de EI, caso de al-Hayat Media, ampliaba el tratamiento y la cobertura del atentado o atentados de que se tratara.[43] Pero la secuencia no necesariamente se completaba –de hecho, raramente se completaba– y hubo variaciones significativas de unos casos a otros.[44]

Así, a la hora de valorar la importancia que el liderazgo de EI concedió a la célula de Ripoll y a sus actividades, resulta elocuente observar que la secuencia de comunicaciones fue completa únicamente en dos de los 14 incidentes terroristas en países occidentales durante 2017 que fueron reivindicados por la organización yihadista. Ocurrió primero tras el atentado de mayo en Manchester y después tan solo con motivo de los atentados de agosto en Barcelona y Cambrils.[45] Puesto que el aparato de seguridad exterior tenía la prerrogativa de aprobar la difusión de notificaciones y de comunicaciones sobre cualesquiera atentados en Europa Occidental reivindicados por EI, el tratamiento dado a los ejecutados por los integrantes de la célula de Ripoll se adecúa mucho mejor a actos de terrorismo llevados a cabo por miembros de células enlazadas con el aparato de seguridad exterior de la organización yihadista que a incidentes atribuibles a individuos insertos en células sólo inspiradas por su propaganda.

Cómo se explican las inexactitudes sobre los atentados de agosto de 2017 en las comunicaciones de EI y la ausencia de vídeos

Hay dos hechos relacionados con las comunicaciones de EI sobre los atentados de Barcelona y Cambrils que pudieran llevar a la errónea deducción de que la célula de Ripoll era una célula meramente inspirada por EI, carente de contacto directo o indirecto con las estructuras centrales de la organización yihadista que por entonces aún se encontraban en Siria. De un lado, el hecho de que la serie de notificaciones y comunicados diseminados sucesivamente por la burocracia central de propaganda de EI y sus agencias relacionadas tras los atentados de los días 17 y 18 de agosto de 2017 contenían notables inexactitudes. De otro lado, el hecho de que ninguna de esas distribuidoras o productoras de propaganda, a pesar de describir repetidamente a los miembros de la célula de Ripoll como “soldados” de EI o “soldados” del califato, emitió vídeo alguno de los terroristas grabado por ellos mismos o por algún colaborador.

Tanto la primera de las notificaciones de Amaq News emitida inmediatamente después de los atropellos en La Rambla como la segunda de al-Naba, que se emitió después de los actos de terrorismo en Cambrils, contenían en efecto no pocas inexactitudes sobre ambos atentados, inexactitudes que además reprodujeron sucesivamente otros órganos de propaganda de EI.[46] Muy probablemente ello obedeció, en primer lugar, a la inusitada rapidez con la cual el aparato de seguridad exterior de la organización yihadista quiso hacer públicas las reivindicaciones de los atentados. Amaq News suele contar con su “Fuente de Seguridad” específica, pero ante unos acontecimientos no previstos, debido a que los atentados en Barcelona y Cambrils fueron improvisados, al frustrase los planes fijados para el 20 de agosto como consecuencia de la explosión en la casa de Alcanar cuatro días antes, extrajeron precipitadamente de los medios de comunicación datos imprecisos.

Es muy probable, en segundo lugar, que buena parte de esas imprecisiones obedecieran a tergiversaciones deliberadas, es decir, que Amaq News o al-Naba manipulasen la información sobre lo realmente ocurrido en Barcelona y en Cambrils. Ambas distribuidoras de propaganda lo habían hecho ya en la reivindicación de atentados precedentes en países occidentales, magnificando los hechos o su impacto a fin de realzar la imagen de EI y resaltar las capacidades de la organización yihadista. En 2017, tanto Amaq News como al-Naba orientaban sobre todo sus producciones, como ya hemos señalado, hacia las audiencias internas, dentro de los territorios del califato por entonces menguante debido a los bombardeos de la coalición internacional contra EI. El propósito de las distorsiones, a menudo equívocos o exageraciones, no era otro que estimular a los combatientes de EI activos dentro de esos territorios y aumentar su moral, al tiempo que intimidar a las poblaciones locales, proyectando la imagen de una organización yihadista con recursos como para llevar a cabo atentados espectaculares y muy letales fuera de sus dominios, concretamente en países importantes de Europa Occidental.[47]

Por otra parte, durante la segunda mitad de 2016, el año previo al de los atentados de Barcelona y Cambrils, Amaq News y otros canales de propaganda de EI emitieron reivindicaciones de varios incidentes terroristas en países de Europa Occidental acompañadas de imágenes que mostraban a los yihadistas implicados en su ejecución preparándose para ello. Por lo común, estos aparecían expresando sus motivaciones y declarando obediencia o jurando lealtad al máximo dirigente de la organización yihadista a la par que, para sus militantes y simpatizantes, igualmente califa.[48] La publicación de esas imágenes de vídeo implicaba a menudo la existencia de algún contacto previo entre ejecutores locales de atentados y operadores de EI.[49] Pero ocurre que Amaq News no utilizó en 2017 ese tipo de grabaciones para notificar atentados en Europa Occidental. Esto pudo deberse a un incremento de las precauciones adoptadas para evitar que los vídeos fuesen interceptados durante su traslado o su envío y ello permitiese a los servicios policiales o de Inteligencia detectar planes terroristas en curso.[50]

Y, sin embargo, la realidad es que los miembros de la célula de Ripoll realizaron grabaciones en vídeo para ser emitidas el 20 de agosto de 2017 o muy poco después. El día 14 de ese mismo mes, Mohamed Houli grabó dentro de la casa de Alcanar varios vídeos en los que aparecían Youssef Aalla, Mohamed Hichamy y Youness Abouyaaqoub, los tres miembros centrales de la célula, hablando indistintamente en castellano, catalán y árabe, mientras introducían TATP en cilindros metálicos para confeccionar cinturones de explosivos y bombas de tubo o granadas de mano.[51] Precisamente al propio Mohamed Houli se le escucha en uno de esos videos explicar que las grabaciones eran “para poder ir recortando”, en alusión a una selección y a una edición posterior de las tomas, así como decir que las tomas se realizaban “para que vean cómo trabajáis eso”, en referencia a cuanta gente visionara, una vez perpetrados los atentados cuya preparación estaban ultimando, el modo en que los yihadistas habían fabricado TATP y confeccionado artefactos explosivos.[52] Hay una escena en la cual se visualiza TATP esparcido por el suelo de una habitación de la casa tras su secado mientras Mohamed Houli, que la está grabando, comenta: “esto nos abrirá las puertas de los Jardines del Edén”.[53]

En esos vídeos, Mohamed Hichamy, después de referirse con animadversión a los “cristianos”, expresa su convencimiento de que  “Alá nos ha elegido entre millones de hombres para haceros llorar sangre” y añadía, mostrando una granada de mano que estaba fabricando, que “cada gramo de este hierro se os va a meter en vuestras cabezas o en las de vuestros hijos o en las de vuestras mujeres” y que “os vais a arrepentir de haber nacido, sobre todo vosotros Mossos d’Esquadra”, al tiempo que evocaba a Abu Bakr al Bagdadi y en particular a Abu Mohamad al Adnani, de quien procedía el diseño la estrategia operativa de EI en el marco de la cual estaban actuando.[54] En otra grabación, Youssef Aalla se refiere al TATP como “el veneno que vamos a poner para los enemigos de Alá, para que lo saboreen” y en otro momento aduce que “Alá nos ha prometido el paraíso y a vosotros os ha prometido el infierno”.[55] Younes Abouyaaqoub, en otra toma separada, afirma que “con la ayuda divina, vamos a hacer vencer nuestra religión y vamos a destrozar a nuestros enemigos” y exhibe un cinturón de explosivos auténtico mientras comenta que hacer un artefacto así resultaba sencillo porque, además de unos pocos euros, “lo único que hace falta es la fe, creer en Alá y tener un odio a estos kuffar, odio exagerado”.[56]

No se conoce quién o quiénes iban a recibir esas grabaciones, ni de qué modo. Era un asunto que muy probablemente Es Satty llevaba en persona y que quizá conocían también los tres miembros centrales de la célula de Ripoll. Estos últimos y su líder, cuando no trataban sobre sus planes hablando en persona, que era la norma entre ellos, utilizaron no menos de 13 números de teléfono conspirativos, distintos a los de sus teléfonos personales, que fueron activando entre el 2 de junio y el 9 de agosto de 2017.[57] También usaron una única cuenta de correo mediante el procedimiento que en inglés se conoce como drop dead, accediendo a dicha cuenta con un mismo nombre de usuario y una misma contraseña, escribiendo y respondiendo mensajes en la carpeta de borradores, donde los leían sin que existiera una transmisión de estos mensajes susceptible de interceptación.[58]

Lo que sí sabemos es que esas grabaciones en vídeo iban a ser entregadas en mano, entre el 17 y el 19 de agosto, a “unos que vendrían” y que estaban “relacionados” con Es Satty, sobre quienes Mohamed Houli oyó hablar a Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Youness Abouyaaqoub en la tarde del 14 de agosto, cuando los cuatro se encontraban en la casa de Alcanar.[59] Inevitablemente, esto nos remite a una anotación manuscrita de Es Satty mencionada con anterioridad en este documento, la misma en la que el imán se describía a sí mismo como “soldado de los soldados del Estado Islámico’. Porque la frase que de su puño y letra completa en lengua árabe esa anotación es, traducida al castellano, la siguiente:

“El que viene es más astuto, y ordenó ¡esperad! Yo también soy de los que esperan”.[60]

Estas palabras crípticas sugieren que los movimientos y las actividades de Es Satty con respecto a los planes terroristas en curso que desarrollaban los miembros de la célula bajo su liderazgo dependían para su materialización de órdenes dadas por alguien que estaba por encima o a distancia del propio imán. Alguien a quien Es Satty estaba esperando, todo indica que, en persona, antes de que tanto él como sus seguidores en la célula de Ripoll ejecutasen los atentados que habían preparado en Barcelona y también en París. Alguien a quien Es Satty estaba subordinado y que tenía mejores aptitudes o destrezas que él para guiar o supervisar los planes previstos, como el propio imán marroquí admitía en su anotación.

Atentados que demostraban la existencia de conexiones transnacionales entre partidarios de EI dentro de Europa Occidental y CTE

La celeridad mostrada por EI en asumir los atropellos en La Rambla a través de Amaq News y otros “indicios compilados en la investigación” llevaron a los expertos en terrorismo internacional de ME que tuvieron a su cargo el caso a concluir que la célula de Ripoll estuvo enlazada con EI.[61] En su informe final sobre los integrantes de dicha célula y sus actividades, redactado tras un año y cuatro meses de trabajo, esos expertos policiales utilizaron una frase contundente para caracterizar la naturaleza del vínculo que Es Satty y los yihadistas movilizados bajo su influencia tuvieron con anterioridad a agosto de 2017:

“Existe una conexión previa y directa con los dirigentes operativos de la organización terrorista Estado Islámico-DAESH”.[62]

Tratándose de una célula cuyos miembros se preparaban para atentar en un país de Europa Occidental, esos dirigentes operativos de EI no podían ser otros que los que estaban en posiciones de mando intermedio dentro del aparato de seguridad exterior de la organización yihadista. Pero los mismos expertos policiales no pudieron acreditar la figura especifica de un supuesto “inductor primigenio” que desde el exterior hubiese tomado la decisión de atentar en España, pese a lo cual argumentaban lo siguiente:

“Tampoco puede descartarse que los líderes de la célula hayan tenido algún contacto directo con miembros de un miembro/s [sic] de la organización terrorista central radicados en Siria o Irak, posiblemente de manera telemática”.[63]

Esos “líderes de la célula” eran, para los expertos de ME, tanto a Es Satty como Momahed Hichamy, Youssef Aalla y Younnes Abouyyaqoub, los tres miembros centrales en las tareas de preparación de atentados. Los mismos expertos de ME concluyeron que la conexión “previa y directa” con dirigentes operativos de EI o algún miembro de esta organización yihadista en Siria hizo posible que el líder y los miembros centrales de la célula de Ripoll recibiesen “consejos para realizar la operativa terrorista” y para “reforzar su decisión ideológica de llevar a cabo la acción terrorista”.[64]

Más aún, esa conexión previa y directa entre los principales integrantes de la célula de Ripoll y operadores de EI, cuya existencia concluyeron los expertos de ME, es del todo congruente con un dato decisivo aportado en el “Vigésimo primer informe del Equipo de Apoyo Analítico y Vigilancia de las Sanciones presentado de conformidad con la resolución 2368 (2017) relativa al Estado Islámico en el Iraq y el Levante (EIIL) (Dáesh), Al-Qaida y las personas y entidades asociadas”, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de fecha 27 de febrero de 2018.[65] En este informe se lee esto con respecto a los atentados en Barcelona y Cambrils:

“Los Estados miembros explicaron que las investigaciones de atentados recientes, como los ocurridos en España en agosto de 2017, demostraban la existencia de una red estrechamente entrelazada entre simpatizantes en Europa y combatientes terroristas extranjeros en las zonas de conflicto. En algunos casos, estas redes incluían también actuales o antiguos facilitadores de Al-Qaida en el extranjero”.[66]

Es decir, los servicios de Inteligencia de al menos un Estado miembro de la ONU estaban en disposición de compartir, en el marco de su Consejo de Seguridad, la información de que detrás de los atentados en Barcelona y Cambrils hubo conexiones transnacionales entre los partidarios de EI que constituyeron la célula de Ripoll y CTE en zonas de conflicto –o en otros sitios fuera de ellas. Obsérvese, respecto a esta última precisión muy importante que aquí introducimos, cómo la versión castellana del informe alude sólo a “combatientes terroristas extranjeros en las zonas de conflicto”, si bien en el documento de referencia, que es el original en idioma inglés, lo que se lee textualmente es “foreign terrorist fighters located in conflict zones and elsewhere”, es decir, en su correcta traducción al castellano, “combatientes terroristas extranjeros localizados en zonas de conflicto y otros lugares”.[67] Por tanto, detrás de la ambiciosa matanza terrorista prevista por los miembros de la célula de Ripoll para ser ejecutada en Barcelona el 20 de agosto de 2017 y de los atentados improvisados que finalmente se llevaron a cabo los días 17 y 18 del mismo mes en, respectivamente, Barcelona y Cambrils, hubo alguna conexión entre la célula de Ripoll y CTE procedentes de países europeos activos en zonas de conflicto como Siria e Irak o retornados a los países de Europa Occidental de donde habían partido.

A todo ello cabe añadir, por cierto, que la alusión a antiguos facilitadores de al-Qaeda encaja bien en el caso de Es Satty. En los varios años durante los cuales residió tanto en Vilanova i la Geltrú como en Santa Coloma de Gramanet, ambas localidades de la provincia de Barcelona, estuvo relacionado con individuos que pertenecían a una célula del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), organización hoy desaparecida pero entonces formalmente asociada con al-Qaeda.[68] Entre 2003 y 2005, estos individuos dinamizaron un flujo de yihadistas que partían desde España y otros países de Europa Occidental hacia Irak, para unirse primero a organizaciones próximas a al-Qaeda como Ansar al Islam o  a Tawhid wal Yihad y después, sobre todo, a la propia rama iraquí de al-Qaeda. Es Satty fue objeto de investigaciones policiales, pero a diferencia de otros individuos de su mismo entorno nunca detenido.[69] La trayectoria de Es Satty evolucionó desde esa implicación en círculos próximos a entidades magrebíes asociadas con al-Qaeda y el alineamiento ideológico con esta última hasta que, a su salida en 2014 de la prisión de Castellón tras cumplir una pena por tráfico de drogas, se convirtió en partidario de EI.[70]

El informe del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que acabamos de citar fue preparado conjuntamente por el Counter-Terrorism Committee Executive Directorate (CTED) y el Analytical Support and Sanctions Monitoring Team, en colaboración con la Office of Counter-Terrorism y otras dependencias concernidas dentro del mismo organismo internacional. En el curso de conversaciones en persona con oficiales de alto nivel relacionados con el CTED, mantenidas en junio de 2018 en Nueva York, pudimos reducir a cuatro la lista de Estados cuyos servicios de Inteligencia habrían proporcionado la valiosa información contenida en el informe: EEUU, Francia, el Reino Unido y Rusia.[71] En mayo de 2021 se nos hizo notar, igualmente de manera oral, que la información tuvo que proceder de EEUU o de Francia. Esto tiene indudable sentido, pues, por una parte, los CTE desplazados desde Francia a Siria adquirieron, junto a los procedentes de Bélgica con que a menudo se mezclaban en grupos de francófonos, un status sobresaliente en las estructuras operativas de EI y más concretamente en su aparato de seguridad exterior, que desde luego no tuvieron los procedentes de España, cuyo número era además muy inferior;[72] y también lo tiene porque, por otra parte, los servicios de Inteligencia de EEUU eran los principales servicios de Inteligencia occidentales que se ocupaban de los acontecimientos en Siria, directamente o en colaboración con las milicias kurdas que apoyaban.

Llegados a este punto, una vez establecida la existencia de una conexión entre la célula de Ripoll y algún CTE operando desde Oriente Medio o desde Europa Occidental –o desde dos o más países correspondientes a ambas regiones geopolíticas a la vez– según instrucciones emanadas del aparato de seguridad exterior de EI, merece la pena explorar dónde y a través de quién o de quiénes, de entre los distintos contactos que tenían Es Satty y  otros miembros de la célula de Ripoll fuera de España, pudo canalizarse esa relación con algún CTE facultado por la organización yihadista como planificador, facilitador o supervisor de atentados.

Es Satty, Bélgica y el viaje a fines de 2016 que fue “un hito importante en la evolución de los planes terroristas de la célula”

Una primera respuesta a la cuestión que cierra el epígrafe precedente podría ser el propio Es Satty. Mientras residió en Vilanova i la Geltrú y en Santa Coloma de Gramanet estuvo inmerso, como ya hemos señalado, en un elenco de yihadistas, en su mayoría de origen norteafricano y pertenecientes a un entramado extendido por varios países de Europa Occidental, cuya actividad se centraba en dar cobertura a magrebíes afincados en España que se trasladaban a Irak tras la invasión y ocupación de este país en 2003 por una coalición multinacional dirigida por EEUU. Entre estos CTE hubo incluso un allegado de Es Satty que murió perpetrando un cruento atentado suicida en noviembre de ese mismo año contra una base militar italiana en Nasiriya reivindicado por al-Qaeda.[73] También se contaron entre dichos CTE al menos seis implicados en los atentados del 11-M que huyeron de España después de la explosión suicida del 3 de abril de 2004 en Leganés que frustró el resto de sus planes.[74]

Una década después, en el contexto de un nuevo período de movilización de CTE en países de Europa Occidental, esta vez con destino a la guerra desencadenada en Siria a partir de 2012, Es Satty estuvo moviéndose desde octubre de 2015 hasta abril de 2016 a lo largo del eje Bruselas-Amberes, de donde procedían muchos de los CTE que partieron desde Bélgica.[75] Este país era, además, el país de Europa Occidental que producía más CET para EI por cada millón de habitantes, uno de los tres con tasas más elevadas de CTE para EI con respecto a sus poblaciones musulmanas y uno de los cuatro con mayor número total de CTE unidos a EI en Siria e Irak.[76] Aunque asentado en Ripoll a inicios de 2015, Es Satty se ausentó de la localidad durante esos seis meses para ir a Bélgica.[77] Al término de su estancia en este país regresó a Ripoll, donde aceptó un puesto como imán de un oratorio islámico de reciente creación, decidido a conducir hacia el terrorismo al núcleo de seguidores radicalizados que allí continuaban bajo su influencia. Pero viajó de nuevo a Bélgica, en avión de Girona a Charleroi, por tres días, del 26 al 28 de marzo de 2017. Según quienes le costearon el viaje y lo alojaron en esa ocasión, tres individuos a quienes Es Satty había conocido en una mezquita de Diegem, el imán fue a comprar libros sobre el islam, si bien nunca les dijo ni vieron que hubiese adquirido libro alguno, ni siquiera cuando lo llevaron al aeropuerto para que tomara el vuelo de regreso, de Charleroi a Girona, por lo que tuvo que haberse dedicado a otras cosas.[78]

Es muy probable que esa breve estancia de Es Satty en Bélgica tuviese que ver con el viaje que juntos hicieron a este país, a finales de 2016, Youssef Aalla, Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub.[79] El trayecto lo hicieron en un coche particular, pernoctando en París el 26 de diciembre y continuando hacia Bruselas la mañana siguiente.[80] No parece, sin embargo, que el tránsito por Francia tenga la suficiente relevancia como para escudriñar contactos con CTE delegados por el aparato de seguridad exterior de EI. Uno de los dos supervivientes de la célula, Driss Oukabir, estaba relacionado con un marroquí residente en Francia, Mohamed Boumansour. Este último visitó al primero, en la provincia de Girona, en julio de 2017, mes a finales del cual a Boumansour le fue abierto en La Jonquera un expediente sancionador, relacionado blanqueo de capitales, por portar 12.115 euros sin haberlos declarado con anterioridad a su entrada en territorio español desde Francia.[81] Esto podría –si acaso– relacionarse con una declaración hecha el 15 de septiembre de ese año, ante el juez de la AN que instruyó el caso de los atentados en Barcelona y Cambrils, por el otro superviviente, Mohamed Houli. Según este, en Francia habría un grupo de yihadistas dispuesto a coordinarse con la célula de Ripoll.[82] Pero ocurre que el contacto de Driss Oukabir era más bien personal y éste era además el miembro de la célula de radicalización más superficial, incorporación más tardía y compromiso más débil, hasta optar por desengancharse en la noche del 16 de agosto.

Ahora bien, la presencia en Bélgica de los tres miembros centrales de la célula de Ripoll coincidió con el momento en que Es Satty había empezaba a interesarse por la fabricación de explosivos y esa estancia de los tres en territorio belga a finales de diciembre de 2016 fue descrita por los expertos de la GC que la investigaron, tras el estudio de centenares de tráficos telefónicos, como “un hito importante en la evolución posterior de los planes terroristas de la célula”.[83] Esos mismos expertos policiales subrayaron además las similitudes entre el modo en que el TATP fue producido en el inmueble de Schaarbeek, una municipalidad próxima a la ciudad de Bruselas, que fue utilizado por los terroristas que en marzo de 2016 atentaron en el aeropuerto de Zaventem y en una estación del metro de Bruselas, ocasionando más de 30 muertos, y el modo en que ese explosivo fue producido en 2017 en la casa de Alcanar. Esas similitudes incluyen no sólo las sustancias precursoras utilizadas sino también el recurso a congeladores, ventiladores y otros utensilios como parte de un procedimiento introducido en Europa Occidental desde Siria por miembros de EI, o el tipo de metralla introducida en artefactos explosivos improvisados fabricados con TATP, entre otros detalles.[84]

Shaarbeek, al igual que Molenbeek-Saint-Jean o Jette son municipalidades situadas en el entorno de la ciudad de Bruselas donde nacieron o crecieron una mayoría de los yihadistas de origen belga inmersos en la red operativa establecida en Europa Occidental por EI entre 2014 y 2016. También las demarcaciones en que esos yihadistas y numerosos otros residían antes de desplazarse a Siria como CTE o a las cuales retornaron, donde han dispuesto de pisos o apartamentos conspirativos no solo para fabricar explosivos como TATP, guardar armamento o falsificar documentos de identidad, sino en los que alojarse y esconderse. Por eso adquiere cierto interés un hecho referido a los días 27 y 28 de diciembre de 2016, que Mohamed Hichamy, Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub pasaron juntos en Bélgica y que supusieron “un hito importante en la evolución posterior de los planes terroristas de la célula”.[85] Ese hecho consiste en que durante la tarde del primero de esos días y la mañana del siguiente, los miembros centrales de la célula de Ripoll que viajaron a Bélgicas se movieron exactamente por la municipalidad de Jette, donde además pernoctaron juntos en una misma habitación de un modesto hotel.[86]

Los extraordinarios contactos que la célula de Ripoll tuvo en el epicentro europeo de las redes terroristas desplegadas por EI

Más aún, varios miembros de la célula de Ripoll –no solo Es Satty y los tres miembros centrales, sino igualmente los dos ubicados en una posición intermedia dentro de ella, es decir, Mohamed Houli y Omar Hichamy– interactuaron, mientras preparaban la ejecución de atentados a gran escala, con más de una veintena de números de teléfono de Bélgica cuyo estudio evidenció sus relaciones con individuos residentes en ese país implicados en actividades de radicalización violenta y de terrorismo yihadista.[87] Tanto la lista de contactos belgas hallada en el terminal utilizado específicamente por Mohamed Hichamy, como las llamadas telefónicas hechas por alguno de los tres miembros centrales de la célula de Ripoll mientras se encontraban en Jette y sus alrededores en diciembre de 2016, al igual que las comunicaciones que tuvo Mohamed Houli estando en Amberes en febrero de 2017, revelaron contactos suficientes y extraordinariamente relevantes para estimar a través de quién o de quiénes pudo haberse canalizado el enlace con el aparato de seguridad exterior de EI a través de CTE desplazados a Siria desde de Europa Occidental o retornado.[88]

La Policía Federal Judicial de Bélgica en la provincia de Amberes investigó, a petición de las autoridades españolas, esa serie de números de teléfono belgas conocidos. Entre estos números de teléfono belgas había por ejemplo uno, identificado por expertos del CNP, que registró tráfico de llamadas entrantes o salientes con al menos otro número de teléfono español activado en alguno de los terminales utilizados por miembros de la célula de Ripoll.[89] Traducida del original en neerlandés al castellano, la respuesta sobre ese número de teléfono belga, con fecha 16 de julio de 2018, facilitada a través del departamento antiterrorista de la Fiscalía Federal de Bélgica indica lo siguiente:

“El número de teléfono sí es conocido en el Banco de Datos Nacional y puede ser asociado a ABRINI Hajar –conocido por blanqueo, actitudes relacionadas con radicalismo violento, infracciones asociadas a un grupo terrorista”.[90]

Además, otros cuatro individuos –Ibrahim El Jafoufi, Tahar Chadlioui, Khadija El Moutanabbi y Tarik Chadlioui– eran contactos telefónicos comunes de Mohamed Hichamy y de Mohamed Houli. Acerca de estos cuatro individuos en conjunto, la Policía Federal Judicial belga apuntaba en uno de sus atestados lo siguiente:

 “Todos ellos son conocidos en entornos salafistas yihadistas”.[91]

Los datos policiales vinculan al primero de estos cuatro individuos –lbrahim El Jafoufi– con delitos contra la seguridad del Estado y de terrorismo yihadista en Bélgica.[92] Al valorar a este individuo, residente en la ciudad de Amberes y de nacionalidad belga, sendas anotaciones de la Policía judicial federal de Bélgica en otros tantos atentados dicen así:

“Se puede tener en cuenta que EL JAFOUFI Ibrahim ha sido vinculado con delitos de terrorismo y que se han constatado contactos con otras personas conocidas por delitos similares”.[93]

“La policía relaciona a EL JAFOUFI con delitos contra la seguridad del Estado y delitos vinculados a un grupo terrorista”.[94]

Al situar ideológicamente a este individuo junto a su esposa –de nombre Naziha Talbi, cuyo número aparece en el listado de teléfonos belgas y acerca de quien se observa que es igualmente “conocida de la policía por delitos contra la seguridad del Estado”[95]– las autoridades de Bélgica plasmaron por escrito términos similares a otros apenas mencionados líneas más arriba:

“La pareja es conocida en el entorno salafista extremista”.[96]

Ha podido documentarse que Mohamed Houli se comunicó reiteradamente mediante el teléfono móvil con lbrahim El Jafoufi entre el 13 y el 21 de febrero de 2017.[97] Además, Mohamed Houli estaba en Bélgica durante esos días, pues ambos se vieron cara a cara en al menos ocho ocasiones entre los días 13 de febrero y 20 de febrero de 2017 en la ciudad de Amberes y en la localidad de Borgerhout, provincia de Amberes, como puso de manifiesto el detallado estudio que la policía belga de las coincidencias en los repetidores utilizados en el país.[98] En fechas previas a mantener esos contactos telefónicos y presenciales con Ibrahim El Jafoufi, Mohamed Houli recibió varias llamadas procedentes de un número de teléfono español que usaban de modo indistinto Mohamed Hichamy y Omar Hichamy.[99] El 12 de febrero se encontraba ya en Amberes, alojado en el domicilio de un tío suyo en la localidad de Hoboken, asimismo en la provincia de Amberes.[100]

A un segundo individuo del referido elenco de cuatro que eran contactos telefónicos comunes de Mohamed Hichamy y Mohamed Ouli –concretamente, a Tahar Chadlioui– lo vincula la policía belga “con comportamientos relacionados con una radicalización violenta” y el tercero de ellos –Khadija El Moutanabbi– es su esposa, de actitudes y creencias semejantes a las de su marido.[101] Acerca del cuarto individuo –Tarik Chadlioui, hermano del segundo individuo y cuñado por consiguiente de su esposa– las autoridades de Bélgica especifican clara y concisamente lo siguiente:

“Ampliamente conocido de nuestros servicios por su comportamiento radicalizado y sus convicciones yihadistas”.[102]

Por otra parte, entre los contactos que Mohamed Houli tenía en Bélgica, la policía de este país desveló un número de teléfono “asignado por el proveedor a Mustapha El Idrissi Ziti”, nacido en Tetuán y residente también en Hoboken.[103] Ambos tenían como contactos comunes, a la par que estrechamente relacionados entre sí, al ya referido Ibrahim El Jafoufi y a Imad El Kassimi Baissa.[104] Este último residía en Borgerhout, era marroquí de nacimiento y contaba con las nacionalidades tanto marroquí como española.[105] Uno y otro estaban insertos en un amplio entramado del cual formaban parte no menos de otros tres individuos –Amine Boualiou, Mimoun El Amine y Mohamed El Jattari– una vez más, ninguno de ellos extraño para los servicios de seguridad en Bélgica.[106]

Amine Boualiou, residente en la ciudad de Amberes, “es conocido de la policía por delitos relacionados con organizaciones terroristas”.[107] Mimoun El Amine, empadronado en la localidad de Wavre, en la provincia de Brabante Valón, “figura en los bancos de datos policiales por dos hechos de amenaza de atentado en 2012”.[108] Mohamed El Jattari es conocido en los bancos de datos policiales belgas por una serie de “hechos relacionados con terrorismo y contra la seguridad del Estado”, además de por este otro y sin lugar a dudas importante dato:

“Está registrado como combatiente terrorista extranjero”.[109]

Precisamente los siguientes dos epígrafes de nuestro documento se detienen en sendos contactos relativos a yihadistas relacionados con CTE desplazados o retornados que, sin ser los únicos contactos de esas características con los que se relacionaron varios integrantes de la célula de Ripoll entre diciembre de 2016 y agosto de 2017, resultan especialmente ilustrativos. Son los casos de Hajar Abrini y Tarik Chadlioui.

Sobre un contacto de la célula de Ripoll que tenía relación con CTE tanto desplazados como retornados: el caso de Hajar Abrini

Hajar Abrini, uno de los contactos que los miembros de la célula de Ripoll tenían en Bélgica, es una mujer de nacionalidad tanto belga como marroquí –cuya edad era de 22 años cuando ocurrieron los atentados en Barcelona y Cambrils. El hecho de que la policía belga la conociera “por blanqueo, actitudes relacionadas con radicalismo violento, infracciones asociadas a un grupo terrorista” es en sí mismo muy relevante.[110] Pero esa comunicación oficial no especificaba ni la orientación ideológica ni la referencia organizativa de tales actividades, como tampoco si se trataba de una persona vinculada a algún CTE. Eso es algo que formalmente sólo podía deducirse a partir de una breve ampliación de información que las fuentes oficiales belgas remitieron a sus homólogas españolas en julio de 2019, desvelando lo siguiente:

“Al consultar este número en el Banco nacional de datos generales de Bélgica (ANG), observamos que este número de teléfono está vinculado a dos expedientes relacionados con el terrorismo, a saber, L1.35.F1.016484/2016 y FD.35.97.000045/2016.

Comprobamos que el número de teléfono está vinculado, en el ANG, a Hajar ABRINI (nacido el 14/02/1995).

Hajar ABRINI es conocido de la policía por varios actos de terrorismo. También está vinculado a varias personas, entre ellas Mohamed ABRINI. Este, a su vez, está vinculado a diversos expedientes terroristas, entre ellos el de los atentados de Zaventem y Bruselas. De las informaciones de que disponemos, no podemos deducir la relación exacta entre ambos.”[111]

Aunque en este documento adicional de las autoridades belgas no se explique, los expedientes con que se vincula a Hajar Abrini eran relativos al terrorismo yihadista, más concretamente a la amenaza terrorista de EI. Si la policía belga admitía conocerla por su implicación en actividades relativas a ese terrorismo era debido a que, además de compartir la ideología de EI, se relacionaba con partidarios de esta organización yihadista tanto en Bélgica como en Francia, había sido esposa religiosa de uno de sus activistas detenido en 2013 en Bélgica y, unido a todo ello, era en efecto prima de Mohamed Abrini.[112] Este último no solo estuvo vinculado con los atentados de marzo de 2016 en Zaventem y Bruselas, sino que fue uno de sus autores. Pero en lugar de inmolarse al modo de los terroristas suicidas, como hicieron los otros dos yihadistas junto a quienes actuó en el aeropuerto de Zaventem, Mohamed Abrini depositó los explosivos que portaba en una papelera, huyó de la escena y fue arrestado en la propia capital belga pocas semanas después.

Mohamed Abrini, asimismo con doble nacionalidad belga y marroquí, era CTE de EI y militante integrado en la red operativa que EI había conseguido desplegar en Europa Occidental, con epicentro en Bélgica, dirigida por el directorio de la organización yihadista desde su base en Raqqa.[113] Integrantes de esta red cometieron los atentados de Bruselas y antes los de noviembre de 2015 en París y Saint-Denis. El propio Mohamed Abrini ha sido condenado en Francia, en junio de 2022, a cadena perpetua por su contribución a la materialización de en estos últimos.[114] Entre los hechos por los cuales fue encausado hay uno de particular interés respecto a la célula de Ripoll: el de favorecer la preparación de esos actos de terrorismo en uno de los dos inmuebles que sirvieron para almacenar armas y fabricar TATP, concretamente en el sito en la municipalidad bruselense de Schaarbeek.[115] Es decir, el mismo al que se referían los expertos de la GC enfatizando las similitudes entre el modo en que se produjo TATP en ese inmueble y en la casa de Alcanar.[116]

Más relevante en relación con la célula de Ripoll es que Mohamed Abrini se trasladó en junio de 2015 o poco antes desde Bélgica a la zona de conflicto en Siria e Irak para unirse a las filas de EI como CTE y cuando retornó lo hizo, siguiendo instrucciones de los responsables operativos de dicha organización yihadista, para llevar a cabo actividades relacionadas con el terrorismo en Bélgica, Francia y Reino Unido. El hermano menor de Mohamed Abrini murió en 2014, en Siria, después de haber viajado a este país, procedente de Bélgica, para incorporarse a EI. Así pues, Hajar Abrini tuvo un primo que murió en Siria como CTE desplazado y tenía otro primo que fue detenido en Bélgica como CTE retornado. Siendo Hajar Abrini un importante contacto en Bélgica de miembros de la célula de Ripoll, constituyó pues un evidente cauce a través del cual canalizar, por sí solo o combinado con otros cauces, el contacto entre estos últimos y algún CTE activo como delegado del aparato de seguridad exterior de EI.

Pero sus primos no eran la única conexión de Hajar Abrini con CTE desplazados o retornados. Entrado el año de 2017 tomó la decisión de trasladarse al califato, asesorada primero por un CTE de nacionalidad francesa retornado y después por otro CTE de origen senegalés pero crecido en una ciudad del sureste francés, en la que residía antes de irse a Siria.[117] Llama la atención que Hajar Abrini viajase en avión de Bruselas a Barcelona el 15 de agosto de 2017 y permaneciese en el centro de negocios del aeropuerto de El Prat hasta el día siguiente, cuando tomó un vuelo a Estambul.[118] Las autoridades turcas la expulsaron de vuelta a Barcelona, pernoctando otra vez dentro del aeropuerto de El Prat hasta que el 17 de agosto por la mañana tomó un nuevo vuelo con destino a Milán, cuyo billete adquirió de madrugada y tras haber reservado horas antes un pasaje a Bruselas que no utilizó.[119] Hajar Abrini fue detenida en la noche del 18 al 19 de agosto en la isla griega de Corfú, a donde había llegado desde Bari y donde iba a tomar un barco en su tránsito hacia Siria. Extraditada a Bélgica, un tribunal de Lieja la condenó en 2019 por participación en organización terrorista.

El episodio en conjunto pone aún más de manifiesto la medida en que Hajar Abrini, uno de sus contactos en Bélgica de la célula de Ripoll, estaba asociada a CTE tanto desplazados como retornados. No se sabe si mientras permaneció en El Prat se comunicó con algún miembro de la célula de Ripoll. Es altamente improbable que lo hiciera, pues era una activista caracterizada por la “extrema prudencia” que mostraba.[120] Pero entre las 00:10 y las 00:12 horas del 18 de agosto de 2017, desde Corfú, se comunicó mediante Telegram con el CTE que la esperaba en Siria.[121] Este último le mencionó el “atentado en Barcelona reivindicado por Dawla” es decir por Estado, quiere decirse por EI– para añadir a continuación estas palabras:

“Afortunadamente ya te habías ido porque si hubieras estado allí hoy o mañana, habrías tenido un problema gordo”.[122]

A lo que Hajar Abrini simplemente respondió así:

“Alá me alejó de eso”.[123]

Hajar Abrini estaba lejos de Barcelona cuando ocurrieron los atropellos de La Rambla y de sus palabras no se deduce que esta circunstancia le fuera indiferente. Al CTE que la iba a recibir en Siria, como hemos mostrado, no le cabía duda de que si ella hubiere estado en la capital catalana cuando se produjeron los atentados imprevistos del 17 de agosto de 2017 su situación habría sido de una complicación considerable.

El predicador de referencia para los miembros de la célula de Ripoll también relacionado con CTE: el caso de Tarik Chadlioui

Tarik Chadlioui, figura de referencia para los miembros de la célula de Ripoll, también estaba relacionado con CTE. No por casualidad era “ampliamente conocido” por los servicios de seguridad en Bélgica debido a “su comportamiento radicalizado y sus convicciones yihadistas”.[124] Asimismo conocido por su sobrenombre de Tarik Ibn Ali, Chadlioui es un prolífico y multifacético comunicador salafista con miles de seguidores en ámbitos religiosos de la diáspora tamazigh en general y marroquí en particular en distintos países de Europa Occidental que ha visitado con regularidad durante años moviéndose desde Amberes, donde residió más de una década.[125] Para cuando se trasladó temporalmente con su esposa e hijos a El Cairo, después de que el gobierno de Bélgica prohibiera que las mujeres musulmanas de observancia rigorista llevasen el rostro cubierto en público, disponía ya de la nacionalidad de ese país, además de la marroquí. En 2015 se mudó al Reino Unido, estableciéndose en Birmingham, uno de los mayores enclaves del salafismo en Europa occidental.[126]

Chadlioui dejó claro en 2010, mediante un vídeo difundido a través de Internet, su entendimiento belicoso de la yihad como “combate en el camino de Alá” al cual se concede un “gran mérito” en el Corán, según remarcaba. En esa misma grabación, su prédica incluía frases que incentivan la implicación yihadista de musulmanes de sexo masculino como las siguientes, traducidas de los subtítulos en francés, con paréntesis incluido, incorporados al original de la grabación:

“Al que muere en yihad (combate en el camino de Alá), Alá le perdona todos sus pecados desde la primera gota de sangre. Su alma, al dejar su cuerpo, va directamente al Paraíso sobre un pájaro […]. El día de la resurrección, traerá con él a 70 personas de su familia que iban de cabeza al Infierno debido a sus desobediencias excesivas, pero el mártir las llevará con él al Paraíso”.[127]

Este tipo de ideas y sus dotes comunicativas hicieron de Chadlioui un doctrinario influyente de grupos yihadistas como Sharia4Belgium, Millatu Ibrahim y Dawa FFM, docenas de cuyos integrantes se trasladaron a Siria e Irak como CTE.[128] Sus sermones extremistas en una mezquita de Luce, en el suburbio parisino de Courcouronnes, fueron decisivos en la radicalización de Omar Mostefai, quien asimismo se trasladó a Siria como CTE y retornó para participar en la red operativa que el mando central de EI ordenó articular en Europa Occidental para, dirigida desde Raqqa, preparar y ejecutar atentados.[129] En suma, Chadlioui destacaba por ser un comunicador con talento para recaudar dinero y facilitador a la vez que financiador de CTE activos en Siria que llegaron a la zona de conflicto desde distintos países europeos. Incluso se desplazó en persona a Siria, al menos en una ocasión conocida, en el otoño de 2013, llevando dinero recaudado en comunidades musulmanas de Europa Occidental.[130] Hasta donde nos consta, existen sobre Chadlioui requerimientos u órdenes específicas de control, relacionadas con asuntos de terrorismo, en el marco de la cooperación policial internacional, por parte de los Países Bajos Alemania, Francia y Bélgica.[131]

En un contexto así no sorprende que en los informes de la Operación Gomero, desarrollada por el CNP en 2017, el mismo año de los atentados en Barcelona y Cambrils, se afirme que Chadlioui tenía algún “amigo cercano” que se encontraba en Siria como CTE.[132] En el curso de esa actuación policial contra el terrorismo yihadista, además de solicitarse a Alemania la detención de un sospechoso, se detuvo a otros cuatro individuos en España, concretamente en la isla de Mallorca, a donde Chadlioui había viajado repetidamente en 2014 y 2015 para reunirse con todos ellos. Instigados por el predicador salafista, desarrollaron actividades de radicalización y reclutamiento yihadista en y a partir de un oratorio islámico en Palma de Mallorca. Entre esas actividades se incluyó la producción de un vídeo titulado “Taoufiq se fue a Siria”, basado precisamente en la historia de un CTE que viajó desde España a la zona de conflicto en Siria e Irak. Chadlioui fue detenido en Birmingham en 2017 y entregado a las autoridades españolas a inicios de 2018.[133]

Chadlioui no era un desconocido en las comunidades musulmanas de Cataluña, especialmente en las de orientación salafista. Entre 2013 y el verano de 2015 predicó en lugares de culto islámico de al menos seis localidades catalanas.[134] El ordenador portátil que Es Satty utilizó entre febrero y agosto de 2017 almacenaba una notable cantidad de contenidos elaborados por Chadlioui.[135] Younes Abouyaaqoub visionaba sus vídeos de YouTube desde, como mínimo, finales de 2014 e inicios de 2015. En uno de sus teléfonos móviles conservaba la imagen de un cartel anunciando un sermón que Chadlioui pronunció el 6 de julio de 2015 en los locales de la Comunitat Musulmana de Manlleu, unos 24 kilómetros al sur de Ripoll.[136] Los dos hermanos Hichamy visionaban asimismo prédicas de Chadlioui desde sus dispositivos electrónicos.[137] En el terminal de telefonía móvil de Hussein Abouyaaqoub quedaron trazas de un mensaje de correo electrónico, fechado en abril de 2015, cuyo “asunto” era “Tarik Ibn Ali”.[138] La detención de Chadlioui en Birmingham en junio de 2017 interesó mucho a los miembros de la célula de Ripoll cuyo líder, Es Satty, siguió las informaciones de prensa al respecto.[139] Hasta el miembro más joven de la célula y menor de edad, Moussa Oukabir, hizo una búsqueda en su tableta sobre la detención de Chadlioui apenas cuatro días después de haberse producido.[140]

Entre tanto, el 11 de junio de 2017, poco más de dos meses antes de los atentados en Barcelona y Cambrils, a medida que los territorios del califato mermaban en extensión debido sobre todo a la frecuencia e intensidad de los ataques de la coalición internacional constituida casi tres años antes para derrotar a EI, Chadlioui proclamó mediante un vídeo en YouTube que los musulmanes debían llevar a cabo, en el momento de declive y merma del califato que se estaba produciendo, acciones tales como “castigos armados en tierras seculares”, algo que bien puede equivaler a atentados terroristas en países occidentales, como los de Europa Occidental con que el predicador salafista radical estaba familiarizado, donde residía y tenía su audiencia.[141] Una admonición de ese tipo equivale a proporcionar justificación religiosa para matanzas terroristas como la que estaban preparando para el 20 de agosto de 2017 los miembros de la célula de Ripoll tan particularmente cercanos a Chadlioui o para los atentados que se vieron obligados a improvisar pocos días antes en Barcelona y Cambrils.

Dando sentido al runrún de amenaza contra Barcelona captado por el NCTC tres meses antes de los atentados en Barcelona y Cambrils

La existencia de un enlace entre la célula de Ripoll y el aparato de seguridad exterior de EI a través de operadores que eran CTE permite interpretar adecuadamente otra evidencia extraordinariamente importante respecto a los atentados en Barcelona y Cambrils. Esta evidencia consiste en que el National Counter Terrorism Center (NCTC, Centro Nacional Contra el Terrorismo) de EEUU detectó, tres meses antes de que se produjeran esos actos de terrorismo, un runrún de amenaza contra Barcelona. Tan era así que el 25 de mayo de 2017, el NCTC remitió urgentemente un boletín de amenaza compartido de inmediato tanto con ME como con las dos agencias policiales dotadas de mandato antiterrorista en el conjunto de España, es decir CNP y GC. En ese boletín de amenaza se leía lo siguiente:

“Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo indicaba que el Estado Islámico de Irak y ash-Sham (ISIS) estaba planeando llevar a cabo ataques terroristas durante el verano contra zonas turísticas muy concurridas en Barcelona, España, específicamente la calle La Rambla”.[142]

Para valorar con cuidado una pieza tan significativa de Inteligencia en materia de prevención del terrorismo, optamos por requerir la opinión, por separado, de dos expertos con gran reputación profesional en la comunidad de Inteligencia de EEUU, en la que el NCTC como institución oficial ocupa un lugar central. Los dos expertos cuentan con décadas de conocimiento intenso sobre terrorismo yihadista, en especial respecto a Oriente Medio.[143] Ambos coincidieron en que casi con toda probabilidad la información contenida en el boletín de amenaza del NCTC procedió de “fuera de Europa” y uno de ellos preciso que tuvo que ser “obtenida en el Levante o Irak”. Es decir, que la procedencia de ese runrún de amenaza contra Barcelona no había que buscarla en Siria e Irak, donde EI todavía conservaba un amplio, aunque menguante, dominio territorial. Ambos expertos coincidían también en que lo más probable es que a la información transmitía por el NCTC se hubiese obtenido mediante “interceptación de comunicaciones”, en alusión a una fuente SIGINT, porque “de haber sido HUMINT sería posible tener más detalles”.[144]

Sea como fuere en relación con la fuente, puesto que el boletín de amenaza elaborado por el NCTC fue remitido a CNP, GC y ME en la ya mencionada fecha del 25 de mayo y en dicho documento se hace referencia a una información obtenida a “finales de mayo”, es razonable suponer que el NCTC consiguió esa información muy pocos días antes de transmitirla con la mayor urgencia, si no el día anterior o incluso el mismo día. Sea como fuere, el momento exacto resulta muy revelador por dos razones, una desde la perspectiva organizativa de EI y la otra desde la perspectiva de la célula de Ripoll. Desde la perspectiva organizativa de EI el momento es revelador porque siete semanas antes, el 4 de abril de 2017, su entonces portavoz, Abu Hassan al-Muhajir, difundió una proclama en la que hacía un llamamiento a los “partidarios del califato” en países europeos para que atentasen dentro de ellos.[145] Desde la perspectiva de la célula de Ripoll, el momento es aún más revelador porque fue entonces, coincidiendo con el boletín de amenaza del NCTC, cuando los expertos de ME sitúan el momento decisivo en la trayectoria operativa de Es Satty y sus seguidores, momento que describen en estos términos: “El día 26 de mayo de 2017 es el día que da inicio al mes de Ramadán. La investigación de los hechos ha acreditado que esos días fueron el punto de partida de los preparativos para consumar los atentados”.[146]

Mayo de 2017 fue, en efecto, el mes en que Es Satty decidió dejar el puesto de imam que ejercía en un lugar de culto islámico de Ripoll.[147] También el mes en que Youssef Aalla, Mohamed Hichamy y Younnes Abouyyaqoub, actuando como lugartenientes de Es Satty, informaron a Mohamed Houli Chemlal, Omar Hichamy, El Houssaine Abouyyaqoub, Moussa Oukabir y Said Aalla sobre los atentados terroristas que planeaban, para cuya preparación y ejecución contaban con la participación de los cinco.[148] Fue asimismo en ese mes de mayo cuando Younnes Abouyaaqoub se grabó a sí mismo en vídeo cantando un nasheed cuyo estribillo era “somos los que anhelamos el martirio”.[149] Igualmente fue en mayo de 2017, el mes en que el NCTC detectó el runrún de amenaza terrorista contra Barcelona, cuando los miembros de la célula de Ripoll empezaron a distanciarse de familiares y amigos.[150] Y exactamente ese mismo mes fue también cuando los terroristas comenzaron a adquirir, bajo falsas identidades y en localidades alejadas de Ripoll para no levantar sospechas, las tarjetas prepago para los 12 o quizá 13 números de teléfono conspirativos que usaron, al margen de sus números personales, a fin de comunicarse entre ellos con seguridad mientras preparaban los actos de terrorismo a gran escala que tenían previsto ejecutar el 20 de agosto.[151] Actos de terrorismo que finalmente no pudieron perpetraron, debido a haber perdido los entre 200 y 500 kilogramos de TATP que habían producido y los artefactos explosivos ya confeccionados en la explosión de Alcanar, por lo cual improvisaron la ejecución de atentados de un modo distinto al planeado, los días 17 y 18 de ese mes, en Barcelona y Cambrils.[152]

Conclusión

Desde un primer momento era posible afirmar que la célula de Ripoll no podía tratarse de una célula integrada en EI, desde cuyo mando central se dirigieran centralizadamente las actividades de sus miembros. En 2017, debido al cambio de estrategia para atentar en Europa Occidental adoptado por la organización yihadista en mayo del año anterior, sólo cabía que la célula de Ripoll fuese una célula independiente e inspirada o una célula enlazada y guiada. Un cuidadoso estudio contextual a la par que diferencial, de las notificaciones y los pronunciamientos de EI después de los atentados en Barcelona y Cambrils, así como de la evidencia tanto directa como circunstancial sobre los movimientos y conexiones transnacionales de distintos integrantes de la célula de Ripoll, en particular en Bélgica, especialmente en los nueve meses previos a los atentados de los días 17 y 18 de agosto de 2017, señalan cauces para el enlace con el aparato de seguridad de EI a través de CTE. Por añadidura, como documentamos en este documento, los hallazgos procedentes de fuentes de Inteligencia corroboran o son consistentes con nuestra argumentación.

Ahora bien, entre la configuración como tal de EI en junio de 2014 y el final de su dominio territorial en marzo de 2019, cualquier célula que se constituyera en un país de Europa Occidental y cuyos miembros tuviesen la intención de perpetrar atentados podía tener relación con algún CTE desplazado sin que ello implicara la existencia de un enlace entre la célula y la organización yihadista. En 2015, de hecho, fue desmantelada, también en Cataluña, una célula pro-EI, similar en tamaño a la célula de Ripoll, compuesta por marroquíes residentes en España y españoles conversos, cuando preparaban actos de terrorismo igualmente en Barcelona. Sus miembros tenían relación con CTE desplazados a Siria que habían partido desde su mismo entorno radical en Cataluña, pero sin que ello diera lugar al desarrollo de un enlace entre dicha célula yihadista y EI.[153] En el caso de la célula de Ripoll, los contactos de varios de sus miembros con yihadistas en Bélgica relacionados con CTE desplazados a Siria e Irak o retornados a Europa Occidental, posiblemente son ambos tipos al mismo tiempo, proporcionaron el cauce para un enlace operativo con el aparato de seguridad exterior de EI.

Lejos de constituir un grupo local aislado de jóvenes y adolescentes radicalizados en el salafismo yihadista bajo la influencia de un imán y en una pequeña localidad catalana próxima a los Pirineos, las conexiones que la célula de Ripoll tuvo en el epicentro europeo de las redes terroristas extendidas por EI fueron extraordinarias. El caso estudiado en este documento ilustra, en suma, cuál era la amenaza que supusieron en Europa Occidental las células enlazadas con el aparato de seguridad exterior de EI a partir del cambio de estrategia introducido por los dirigentes de esta organización yihadista a mediados de 2016, un momento en el que el califato empezaba a desmoronarse territorial e institucionalmente a medida que los ataques de la coalición internacional contra la organización yihadista se incrementaban en Siria.


[1] Entre las víctimas de ambos atentados hubo nacionales de 34 países: http://www.interior.gob.es/prensa/noticias/-/asset_publisher/GHU8Ap6ztgsg/content/id/9168091; asimismo, Unidad de Atención y Valoración a Afectados por el Terrorismo, https://www.uavat.es.

[2] Carola García-Calvo y Fernando Reinares, “How Members of the Islamic State-Linked Ripoll Cell Grouped, Radicalized and Plotted Mass Casualty Terrorist Attacks in Barcelona”, Studies in Conflict and Terrorism (publicado online el 12 de julio de 2022), 1-28.

[3] Audiencia Nacional [AN], Sala de lo Penal [SP], Sección Tercera, Sentencia 15/2021.

[4] García-Calvo y Reinares, “How Members of the Islamic State-Linked Ripoll Cell Grouped, Radicalized and Plotted Mass Casualty Terrorist Attacks in Barcelona”, 7-8.

[5] Ibid., 3-13.

[6] Ibid., 4-5.

[7] Ibid., 9-10.

[8] Ibid., 4.

[9] Jasmijn M. Remmers, “Temporal Dynamics in Covert Networks: A Case Study of the Structure behind the Paris and Brussels Attacks”, Terrorism and Political Violence (publicado online el 18 de noviembre de 2019), 1-24.

[10] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, The Hague: International Centre for Counter Terrorism, ICCT Research Paper, April 2019, 11.

[11] Ibid., 4-6, 23.

[12] García-Calvo y Reinares, “How Members of the Islamic State-Linked Ripoll Cell Grouped, Radicalized and Plotted Mass Casualty Terrorist Attacks in Barcelona”.

[13] Incorpora, en conjunto, 13 piezas separadas a su vez subdivididas en una profusa serie de tomos y carpetas que suman más de 40.000 páginas y numerosos discos ópticos El procedimiento judicial, iniciado el 17 de agosto de 2017, corresponde a AN, Juzgado Central de Instrucción no. 4 [JCI4] Diligencias Previas 20/2017. El 9 de agosto de 2018 dio lugar a AN, JCI4, Sumario 5/2018. Entre los contenidos de especial interés para este estudio están los incluidos en la Pieza Separada 1 [PS1], Tomo 3 [T3], Tomo 6 [T6], Tomo 10 [T10], Tomo 27 [T27], Tomo 28 [T28], Tomo 29 [T29]; Pieza Separada 3 [PS3], Carpeta 2 [C2], Subcarpeta 2 [S2], Tomo 1 [T1], T3 y Carpeta 3 [C3], Subcarpeta 1 [S1], S2, Subcarpeta 3 [S3], Subcarpeta 4 [S4], Subcarpeta 5 [S5], Subcarpeta 6 [S6], Subcarpeta 7 [S7], Subcarpeta 8 [S8], Subcarpeta 9 [S9], Subcarpeta 10 [S10], Subcarpeta 11 [S11], Subcarpeta 12 [S12], Subcarpeta 13 [S13]; y Pieza Separada 9 [PS9], Carpeta 1 [C1], Tomo 2 [T2].

[14] Las entrevistas en persona se desarrollaron entre septiembre y diciembre de 2017, en octubre de 2020, en junio y julio de 2021, al igual que en mayo de 2022, tanto en Barcelona como en Madrid; las entrevistas telemáticas tuvieron lugar en julio y agosto de 2021.

[15] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11068, 11320.

[16] García-Calvo y Reinares, “How Members of the Islamic State-Linked Ripoll Cell Grouped, Radicalized and Plotted Mass Casualty Terrorist Attacks in Barcelona”, 16-18.

[17] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11069; y T29, 12096.

[18] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11069.

[19] Primer epígrafe del capítulo 1 en Manuel Torres-Soriano, Al Andalus 2.0 La ciber-yihad contra España (Granada: Grupo de Estudios de Seguridad Internacional, 2014). Además, Fernando Reinares, Al-Qaeda’s Revenge, The 2004 Madrid Train Bombings (Nueva York: Columbia University Press, 2017), 14-16.

[20] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11069.

[21] Sumario 5/2018, PS1, T29, 11995-11998, 12004.

[22] Ibid., 12044.

[23] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11023, 11072-11080; y PS3, C3, S1 a Subcarpeta 13 [S13].

[24] Sumario 5/2018, PS1, T3, 1363, 1375.

[25] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11064. El 19 de noviembre de 2014, EI difundió un vídeo en el que varios jóvenes de procedencia francesa quemaban sus pasaportes e instaban a otros como ellos para que se desplazaran a Siria o actuasen en favor de EI dentro de su propio país.

[26] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 43.

[27] Sumario 5/2018, PS1, T10, 4221; Thomas Jocelyn, “Islamic State claims its ‘soldiers’ responsible for the Barcelona Attacks”, Long War Journal, 17 August 2017, https://www.longwarjournal.org/archives/2017/08/islamic-state-claims-its-soldiers-responsible-for-barcelona-attack.php

[28] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 12.

[29] Ibid., 3; Petter Nesser, Anne Stenersen and Emilie Oftedal, “Jihadi Terrorism in Europe: The IS-Effect,” Perspectives on Terrorism vol, 10, no. 6 (2016), 5.

[30] Además, claro, de por actores solitarios, todo ello en consonancia con el cambio de estrategia introducido por los líderes de EI en mayo de 2016 con respecto a la ejecución de atentados en países occidentales. Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 4-6, 11, 23.

[31]Ibid., 8.

[32] Sumario 5/2018, PS1, T10, 4221-4223; El comunicado apareció en árabe, castellano, inglés y alemán. Asimismo, http://www.seguridadinternacional.es/?q=es/content/referencias-espa%C3%B1-en-la-propaganda-yihadista#seccion18;

[33] Sumario 5/2018, PS1, T10, 4222.

[34] Ibid., 4223.

[35] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 8, 13, 21.

[36] Sumario 5/2018, PS1, T10, 4226-4228. Asimismo, “The First Rain: The Raid of Barcelona. Wilayat al-Khayr”, Jihadology.net, 23 de agosto de 2017,  http://jihadology.net/2017/08/23/new-video-message-from-the-islamic-state-the-first-rain-the-raid-of-barcelona-wilayat-al-khayr. En este montaje audiovisual, las imágenes relacionadas con los atentados se intercalan con intervenciones en castellano de dos militantes de EI que elogian a los “hermanos” ejecutores de los atentados en Barcelona y Cambrils, amenazando con nuevos ataques en España y alusiones a la recuperación de al-Andalus. Uno de ellos habla a cara descubierta y pudo ser identificado como Mohamed Yassin Ahram Pérez, nacido en Córdoba en 1995 y con nacionalidad española. Es el hijo mayor de Abdelah Ahram, de nacionalidad marroquí, y Tomasa Pérez, de nacionalidad española. En 2014, con 19 años, se trasladó a Siria como combatiente terrorista extranjero, en compañía de un hermano suyo, tras la proclamación del califato por parte de EI. En diciembre de ese mismo año, con su padre cumpliendo una condena en Marruecos por delitos relacionados con el terrorismo yihadista, su madre se trasladó también al territorio del califato con cuatro otros hijos menores de edad. También, “Shadows of the Slaughter #2. Wilayat al-Furat”, Jihadology.net, 28 de Agosto de 2017, https://jihadology.net/2017/08/28/new-video-message-from-the-islamic-state-shadows-of-the-slaughter-2-wilayat-al-furat. En esta entrega audiovisual se escucha que “el reciente ataque en España, en Barcelona, responde a la llamada de aquellos hermanos a los que Alá les da permiso para hacer lo que esperaban, golpear al infiel que transgrede a todos nuestros hermanos en Siria o Irak lanzando bombas sobre sus hogares derramando sangre sólo por ser musulmanes”.

[37] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 8-9, 23.

[38] Al respecto, Miron Lakomy, “One of the Two Good Outcomes”: Turning Defeats into Victories in the Islamic State’s Flagship Magazine Rumiyah, Terrorism and Political Violence, vol, 32, no. 8 (2020), 1712-1730; Michael Zeculin, “From Inspire to Rumiyah: Does Instructional Content in Online Jihadist Magazines Lead to Attacks?”, Behavioral Sciences of Terrorism and Political Aggression, vol. 13, no. 2 (2021), 115-141.

[39] Sumario 5/2018, PS1, T10, 4224-4226.

[40] Rumiyah, no. 13 (septiembre de 2017), 39.

[41] Ibid., 5.

[42] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 13.

[43] Ibid., 13.

[44] Ibid., 12-20.

[45] Ibid., 16.

[46] Sobre estas anomalías, Manuel Torres, “Jihadism in the Spanish Language after the Barcelona Attacks”, Washington, DC: George Washington University, Program on Extremism, Agosto de 2017.

[47] Staff member of the European Counter-Terrorism Centre at Europol, “Caliphate Soldiers and Lone Actors: What to Make of IS Claims for Attacks in the West 2016-2018”, 18.

[48] Ibid., 15.

[49] Ibid.

[50] Ibid.

[51] Sumario 5/2018, PS1, T6, 2454-2498.

[52] Ibid., 2461.

[53] Ibid., 2463.

[54] Ibid., 2462, 2466.

[55] Ibid., 2461-2462.

[56] Ibid., 2465.

[57] Ibid., 11000-11001, 11004, 11013-11014, 11020, 11026-11027, 11030-11031.

[58] La dirección de correo electrónico utilizada con ese propósito era adamperez27117@gmail.com y apareció anotada en dos fragmentos de papel hallados entre los escombros de la casa de Alcanar. Sentencia 15/2021, 697.

[59] Ibid., 868-869.

[60] Sumario 5/2018, PS1, T27, 11068, 11320.

[61] Ibid., 11070.

[62] Ibid.

[63] Ibid., 11082.

[64] Ibid.

[65] La versión original en inglés del informe, United Nations, Security Council, “Sixth report of the Secretary-General on the threat posed by ISIL (Da’esh) to international peace and security and the range of United Nations efforts in support of Member States in countering the threat”, está fechada el 31 de enero de 2018.

[66] Naciones Unidas, Consejo de Seguridad, “Vigésimo primer informe del Equipo de Apoyo Analítico y Vigilancia de las Sanciones presentado de conformidad con la resolución 2368 (2017) relativa al Estado Islámico en el Iraq y el Levante (EIIL) (Dáesh), Al-Qaida y las personas y entidades asociadas”, 27 de febrero de 2018, 15.

[67] En el informe original en inglés que es el documento de referencia, el párrafo mencionado dice así: “Member States report continued links between Europe-based ISIL supporters (including Al-Qaida facilitators) and foreign terrorist fighters located in conflict zones and elsewhere. The attacks carried out in Spain in August 2017 demonstrated the potential impact of such transnational links”. United Nations, Security Council, “Sixth report of the Secretary-General on the threat posed by ISIL (Da’esh) to international peace and security and the range of United Nations efforts in support of Member States in countering the threat”, 6.

[68] Sobre el GICM, Anneli Botha, Terrorism in the Maghreb: The Transnationalisation of Domestic Terrorism (Pretoria: Institute for Security Studies, 2008), 91–93; Abdel Bari Atwan, The Secret History of Al-Qa’ida (Londres: Abacus, 2006), 47-48.

[69] Esto se debió a las limitaciones de legislación antiterrorista española existente entonces, que carecía de disposiciones que criminalizaran actividades relacionadas con la radicalización y el reclutamiento con fines terroristas, María Ponte, “La reforma del código penal en relación a los delitos de Terrorismo”, Granada: Grupo de Estudios Estratégicos (GESI), Análisis GESI 3/2010,

http://www.seguridadinternacional.es/?q=es/content/la-reforma-del-c%C3%B3digo-penal-en-relaci%C3%B3n-los-delitos-de-terrorismo; y “La reforma de los delitos de terrorismo mediante la Ley Orgánica 2/2015”, Granada: Grupo de Estudios de Seguridad Internacional, Universidad de Granada, Análisis GESI 11/2015, http://www.seguridadinternacional.es/?q=es/tags/derecho-penal-y-terrorismo-0

[70] Sumario 5/2018, PS1, T3, 1234.

[71] Entrevistas con oficiales senior del CTED que llevamos a cabo conjuntamente en junio de 2018 en Nueva York.

[72] Daniel Byman, Road Warriors. Foreign Fighters in the Armies of Jihad (New York: Oxford University Press, 2019), 216-221.

[73] Ese CTE de nacionalidad argelina relacionado con Es Satty se llamaba Bellil Belgacem. Mohammed M. Hafez, Suicide Bombers in Iraq: The Strategy and Ideology of Martyrdom (Washington: United States Institute of Peace, 2007), 155; AN, SP, Sección Primera, Sentencia 3/2010, 7, 66, 75, 86.

[74] Tres de ellos perdieron igualmente la vida ejecutando actos de terrorismo suicida en 2005 y  2006; otro falleció en el curso de un enfrentamiento armado a fines de 2006 o comienzos de 2007; dos más fueron detenidos en Siria cuando trataban de entrar en territorio iraquí y extraditados a su país natal, Marruecos.Los integrantes de la red del 11-M muertos perpetrando atentados suicidas fueron Mohamed Afalah, Othman el Mouhib y Said Berraj; el que murió en el curso de un enfrentamiento armado, Daoud Ouhnane; los dos detenidos en Siria y extraditados a Marruecos, Abdelilah Hriz y Mohamed Belhadj. Cuerpo Nacional de Policía, Comisaría General de Información, Unidad Central de Información Exterior, Diligencia 466, 9 de enero de 2006, 52-53, 86; AN, SP, Sección Primera, Sentencia 3/2010, 70; Reinares, Al Qaeda’s Revenge. The 2004 Madrid Train Bombings, capítulo 13.

[75] Guy Van Vlierden, “Molenbeek and Beyond: The Brussels-Attacks Axis as Hotbed of Belgian Jihad,” in Arturo Varvelli, ed., Jihadist Hotbeds: Understanding Local Radicalization Processes (Milán: ISPI, 2016), 55.

[76] Efraim Benmelech y Esteban F. Klor, “What Explains the Flow of Foreign Fighters to ISIS?, Terrorism and Political Violence (publicado online el 31 de octubre de 2018), 5, 7, 8.

[77] Sumario 5/2018, PS3, C2, Subcarpeta 2 [S2], T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica 04/04/18”, 6; y Subcarpeta 3 [S2], T1, “Ampliación Comisión Rogatoria a Bélgica”, 5.

[78] Sumario 5/2018, PS3, C2, Subcarpeta 3 [S2], T1, “Ampliación Comisión Rogatoria a Bélgica”, 9.

[79] Antes, el 18 de diciembre, dos de ellos, Mohamed Hichamy y Youssef Aalla, tomaron un vuelo de Barcelona a Basilea, en Suiza, regresando dos días después, pero desde el aeropuerto de Zurich, desconociéndose el motivo de esos viajes. Sumario 5/2018, PS3, C2, Subcarpeta 3, T1, 9-10,

[80] Ibid., 10-11; y PS1, T27, 10993.

[81] Moussa Oukabir también conocía a Mohamed Boumansour. PS3, C2, S2, T3, 7; y S3, T1, 2-4. Es Satty y Youssef Aalla interactuaron entre septiembre y noviembre de 2016 con distintos números de teléfono franceses, como el segundo de ellos, Mohamed Hichamy, su hermano Omar, Driss Oukabir y su hermano Moussa lo hicieron con numerosos otros varios otros teléfonos franceses entre enero y julio de 2017, incluido el de Mohamed Boumansour. PS3, C2, S2, T3, 9-11, 49.

[82] Ibid., 14.

[83] Sumario 5/2018, PS3, C2, S3, T1, 13.

[84] Ibid., 12-13.

[85] Ibid., 13.

[86] Sumario 5/2018, PS3, C2, S2, T3, 162-163, 186-187, 300-302.

[87] Sumario 5/2018, PS3, C2, S2, T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica 04/04/18”, 16. Sin contar, por no existir información al respecto, las llamadas emitidas o recibidas mediante aplicaciones de mensajería

[88] Sumario 5/2018, P3, C2, S2, T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica 04/04/18”, 58, 70, 78, 98, 134.

305, 345, 376.

[89] Sumario 5/2018, PS3, C2, S2, T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica 04/04/18”, 14.

[90] Sumario 5/2018, PS3, C2, S2, T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica 04/04/18”, 58, 70, 78, 134 (mayúsculas en el original).

[91] Sumario 5/2018, P3, C2, S2, T3, “Comisión Rogatoria a Bélgica 04/04/18”, 58, 70, 78, 98, 134, 347.

[92] Ibid., 305, 345, 376.

[93] Ibid., 305, 352 (mayúsculas en el original). 376.

[94] Ibid., 345.

[95] Ibid., 345

[96] Ibid., 305, 356.

[97] Ibid., 305.

[98] Ibid., 305, 345, 350-351, 376.

[99] Del 9 al 11 del mismo mes. Ibid., 306.

[100] Ibid., 307. Hay que señalar que las fechas indicadas no se corresponden con las de un supuesto pasaje aéreo que Mohamed Houli habría adquirido inicialmente con salida de Barcelona a Amberes el 22 de febrero y regreso de Amberes a Barcelona el 22 de marzo. Ibid., 9.

[101] Ibid., 210, 345, 347-348, 350-351, 356.

[102] Ibid., 347.

[103] Ibid., 304, 354.

[104] Ibid., 305, 307, 345, 346, 356.

[105] Ibid., 305 (mayúsculas en el original).

[106] Ibid., 305, 345, 350, 376.

[107] Ibid., 350.

[108] Ibid., 305.

[109] Ibid., 347.

[110] Ibid., 58, 70, 78, 134 (mayúsculas en el original).

[111] Ibid., 224-225, 361-362, 369-370 (mayúsculas en el original).

[112] Sumario 5/2018, PS9, C1, T2, 797-798, 819-820.

[113] Remmers, “Temporal Dynamics in Covert Networks: A Case Study of the Structure behind the Paris and Brussels Attacks”.

[114] Cadena perpetua revisable a partir de los 22 años de prisión. Catherine Fournier y Violaine Jaussent, ¨Verdict du procès des attentats du 13-Novembre : des peines allant de deux ans de prison à la perpétuité incompressible pour Salah Abdeslam et les 19 autres accusés¨, franceinfo, 29 de junio de 2022, https://www.francetvinfo.fr/faits-divers/terrorisme/attaques-du-13-novembre-a-paris/proces-des-attentats-du-13-novembre-2015/verdict-au-proces-des-attentats-du-13-novembre-de-deux-ans-de-prison-a-la-perpetuite-incompressible-pour-salah-abdeslam-et-ses-coaccuses_5227558.html

[115] Información proporcionada por el magistrado al cargo de la comunicación del Parquet national antiterroriste, Cour d’assises de París.

[116] Sumario 5/2018, PS3, C2, S3, T1, 12-13.

[117] Sumario 5/2018, PS9, C1, T2, 790, 813.

[118] Sumario 5/2018, PS9, C1, T2, 789-790, 812-813.

[119] Sumario 5/2018, PS9, C1, T1, 19.

[120] Sumario 5/2018, PS9, C1, T2, 797, 820.

[121] La conversación fue extraída por la policía belga del teléfono móvil de Hajar Abrini y se reproduce, en su original en francés, en Sumario 5/2018, PS9, C1, T2, 790.

[122] “Attentat a Barcelone revendiqué par dawla… heureusernent que tu était déjá partie car si tu avais été la bas aujourd’hui ou demain alors tu aurais eu de gros probléme”. Ibid.

[123] “Allah ma éloignée de cela”. Ibid.

[124] Ibid., 347.

[125]  A este respecto, el documento elaborado por Ronald Sandee, quien fuera analista en antiterrorismo del Gobierno de Países Bajos, “Tarik Ibn Ali: An Important Jihadi Facilitator Operating in Europe”, Downrange, Insights and Analysis 5229, 16 de septiembre de 2014; Asimismo, “Tarik Chadlioui”, https://www.counterextremism.com/extremists/tarik-chadlioui.

[126] Counter Extremism Project, “Tarik Chadlioui”,  https://www.counterextremism.com/extremists/tarik-chadlioui.

[127] “Ô toi qui délaisse ou retarde la prière! [2/8],” YouTube video, 11 de abril de 2010, 9:22:00;  https://www.youtube.com/watch?v=C7wlhqnVtPA.

[128] Counter Extremism Project, “Tarik Chadlioui”.

[129] Ibid.

[130] Véase el artículo del antiguo analista en antiterrorismo del gobierno de los Países Bajos, Ronald Sandee, “Tarik Ibn Ali: An Important Jihadi Facilitator Operating in Europe”, Downrange, Insights and Analysis 5229, 16 September 2014.

[131] Los requerimientos u órdenes específicas de control por parte de Países Bajos cubren desde 2019 hasta 2022, de 2021 a 2022 en el caso de Alemania, de 2016 a 2022 en el de Francia y de 2019 a 2022 en el de Bélgica. Información proporcionada a los autores por una fuente de la Comisaria General de Información, del Cuerpo Nacional de Policía, el 5 de agosto de 2021.

[132] Ibid.

[133] In the Westminster Magistrate’s Court, Central Magistrates Court no. 1 of the Spanish Criminal Court v Tarik Chadlioui, Judgement, 3 October 2017.

[134] Sumario 5/2018, PS1, T28, 12000-12001; Sentencia 15/2021, 530-532.

[135] Sumario 5/2018, PS1, T28, 12000-12001; Sentencia 15/2021, 530-532.

[136] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12044; PS3, C3, Subcarpeta 4 [S4]; y C2, S2, T3, 987, 990.

[137] Sumario 5/2018, PS3, C3, S1, T3, 1246-1248.

[138] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12111.

[139] Ibid., 12005.

[140] Sumario 5/2018, PS3, C3, S2, T2, 554.

[141] “92 Tarik Ibn Ali Home,” YouTube video, 1:35:02, publicado por Tarik Ibn Ali, June 11, 2017, https://www.youtube.com/watch?v=ROfBOJnuzTI.http://merlin-int.obs.coe.int/article/8018

[142] Una copia del documento original se reprodujo en las páginas de El Periódico de Catalunya on 31 August 2017 and on 1 September 2017; URL:  http://www.elperiodico.com/es/politica/20170831/mossos-recibieron-alerta-atentado-cia-25-mayo-6255194; http://www.elperiodico.com/es/politica/20170831/eeuu-reafirma-atentado-rambla-barcelona-alerta-mossos-cia-6257463

[143] Uno de ellos no tuvo inconveniente en que lo citáramos por su nombre y apellido. Se trata de Bruce Riedel, en la actualidad director del Intelligence Project en Brookings Institution. El segundo, un miembro retirado de la Central Intelligence Agency (CIA, Agencia Central de Inteligencia) dedicado al tema desde los años 90, nos pidió no publicar su nombre.

[144] Matizando que pudo haberse tratado de una fuente HUMINT en el hipotético caso de “alguien relativamente nuevo sin mucha trayectoria de reportar” o alguien “que escuchó de primera o de segunda mano, o quizá de tercera mano, que elementos de EI estaban ansiosos por lanzar un ataque en Barcelona”. Los comentarios de Bruce Riedel fueron recibidos por correo electronico el 21 de julio de 2021 y los del exmiembro de alto nivel de la CIA, por el mismo medio, pero a través de un intermediario, el 8 de agosto de 2021.

[145] Abu Hassan Al-Muhājir, “So Be Patient. Indeed, The Promise of God is Truth”. Al Furqan Media, Audio Recording, 4 de april de 2017, http://jihadology.net/2017/04/04/new-audio-message-from-the-islamic-states-abu-al- %E1%B8%A5asan-al-muhajir-so-be-patient-indeed-the-promise-of-god-is-truth/.

[146] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10994.

[147] Ibid., p. 11.

[148] Sentencia 15/2021, 83.

[149] Sumario 5/2018, PS1, T29, 12082.

[150] Ibid.

[151] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10994-10995.

[152] Sumario 5/2018, PS1, T27, 10994.

[153] AN, SP, Sección Cuarta, Sentencia 1/2018.


Imagen: minuto de silencio en el parlamento europeo por las víctimas del atentado de Barcelona y Cambrils – Foto: European Parliament vía Flickr