14ª Oleada BRIE, marzo 2007

Resumen de prensa - PDF
Informe completo - PDF

EL ATRACTIVO DE MERKEL Y ROYAL

  • El europeísmo español es a prueba de bombas. Un 53% se sigue declarando a favor del Tratado Constitucional de la UE, frente a un 8% en contra. Los problemas surgidos en el proceso de ratificación en Francia y Holanda,  con el debate institucional consiguiente, no han afectado a las valoraciones de los españoles. Y de hecho el 89% de los que votaron a favor dice que volvería a hacerlo.
 

INTENCION DE VOTO

A favor

En contra

En blanco

Abstención

RECUERDO DE VOTO

A favor

89%

2%

1%

2%

En contra

3%

85%

1%

4%

En blanco

4%

1%

71%

4%

Abstención

19%

6%

31%

51%

% sobre filas

  • Tras la sustitución de Kofi Annan al frente de la ONU por Ban Ki-moon, desconocido al menos para un 60% de los españoles, Angela Merkel se convierte en la líder internacional mejor valorada por los españoles. Su puntación, en la escala de 0 a 10, aumenta medio punto: de 5,5 a 6,1, lo que la sitúa incluso por delante de Javier Solana, que en esta ocasión es puntuado con un 6.

  • Además, el 55% hace una valoración positiva de la presidencia alemana de la UE, frente a sólo un 9% que tiene una opinión negativa.

  • La imagen de Alemania en su conjunto también es muy positiva. El 76% cree que es un país fundamental de la UE, y el 35%, que su influencia en la UE ha aumentado en los últimos tiempos, aunque sólo un 20% teme el fantasma del nazismo y piensa que “si el poder de Alemania sigue creciendo en el siglo XXI puede volver a ser una amenaza como ocurrió en el siglo XX”.

  • Con todo, el 53% de los españoles cree que Alemania tiene demasiado poder en la UE, algo que también se piensa de Francia. En cambio el 68% no piensa que nuestro país vecino sea ‘una potencia militar capaz de equilibrar el poder de los EEUU en el mundo’.
  • Respecto al futuro más inmediato de Francia, a igualdad de conocimiento de Royal y Sarkozy (1 de cada 2 españoles), la primera recibe una puntuación de 5,7, frente al 4,9 que los españoles dan al segundo.
  • En esta cuestión hay diferencias significativas de género en las respuestas: las mujeres hacen una mejor valoración de Ségolène Royal.

ESPAÑA ANTE UNA NUEVA GUERRA FRÍA

  • Todavía en Europa, pero pasando al ámbito de la defensa, ante el hecho de que EEUU pueda desplegar misiles en Europa y en respuesta Rusia amenace con construir misiles, el 54% de los españoles “cree posible que se vuelva a vivir una situación parecida a la Guerra Fría”.

  • En esta tesitura, el 68% es partidario de no alinearse con ninguno de los dos países, frente a un 17% partidario de entrar en un hipotético bloque norteamericano y sólo un 3% partidario de alinearse con los rusos.

  • El no alineamiento es coherente con el pasado, pero también con la percepción del presente. Sólo un 24% considera que EEUU tiene una influencia positiva en el mundo, y el porcentaje es el mismo en el caso de Rusia. Esto convierte a España en uno de los países avanzados más crítico con ambas potencias, aunque no tanto como con Irán.

  • La valoración de Irán no es extraña a la luz de otro dato. El porcentaje de españoles muy preocupado el desarrollo de armas nucleares en dicho país ha aumentado significativamente desde diciembre de 2006 desde el 45 al 58%.

 

  • Este cambio hace que Irán sea la segunda preocupación para los españoles en el exterior, al mismo nivel que el terrorismo internacional.

SIGUE AUMENTANDO LA AMENAZA DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

  • La mayoría de los españoles (43%) sitúa la amenaza del terrorismo internacional al mismo nivel que la de ETA, mientras que en diciembre de 2006 antes del atentado de Barajas, sólo lo hacía el 20%.

  • Un 61% cree que a raíz del juicio del 11-M pueden producirse atentados contra intereses españoles en países musulmanes.

  • Como consecuencia de esta sensación de amenaza, un 78% reclama un aumento del gasto público en la lucha contra el terrorismo internacional.
  • Hay que destacar que los españoles diferencian perfectamente el terrorismo islamista del Islam, y dentro de éste, entre los contenidos morales y los religiosos, siendo más tolerantes en este segundo aspecto que en el primero.
  • Así, el 61% de los españoles está en contra de que las niñas musulmanas lleven velo en la escuela, frente a un 18% a favor. Sin embargo, encontramos un porcentaje idéntico (40%) a favor y (40%) en contra de que los musulmanes pueda utilizar la mezquita de Córdoba igual que los católicos.

Hay motivos para suponer que en España no hay ‘islamofobia’, es decir, intolerancia hacia una religión en particular -en este caso la musulmana- sino un laicismo creciente que afecta a todas las religiones, ya que sólo un 46% está claramente a favor de la exhibición de los crucifijos católicos en las escuelas.

  • En este mismo sentido, sólo un 25% rechaza que los musulmanes residentes en España voten en elecciones municipales.
  • Por lo tanto, el temor al islamismo radical no produce rechazo del Islam en su conjunto.  El terrorismo no se atribuye tanto a factores ideológicos como de política internacional. Así, el 65% cree que la amenaza del terrorismo internacional en el mundo es mayor que antes de la invasión de Afganistán –el 59% lo cree cuando se pregunta por España en particular.

PELIGRO CRECIENTE PARA LAS TROPAS ESPAÑOLAS EN AFGANISTÁN

  • Las noticias negativas que llegan de Afganistán, en particular la muerte de una soldado española, han calado en la opinión pública. El 69% piensa que la situación ha empeorado en los últimos meses.

  • Respecto al futuro, la mayoría piensa que empeorará (50%), y sólo un 20% es optimista. En consecuencia, el porcentaje de españoles que la considera ‘muy peligrosa’ aumenta del 34 al 46%, desde diciembre de 2006, con el resultado de que ahora 9 de cada 10 españoles ve peligro.

  • Si en diciembre de 2006 el 60% de los españoles hacía una valoración positiva de la misión, ahora el porcentaje desciende al 49%.

  • Con todo, sólo un 45% es partidario de retirar la totalidad de la tropas, frente al 49% que defiende que sigan en Afganistán; sólo un 4% es partidario de aumentar el contingente, ya que la mayoría (el 34% de los españoles) se inclina por mantener la presencia en los términos actuales.

  • En línea con los argumentos defendidos por sus respectivos líderes políticos, entre los votantes de IU y partidos nacionalistas es donde encontramos más defensores de la retirada, mientras que entre los votantes del PP aumentan los partidarios de mantenerlas o aumentarlas. Los votantes del PSOE defienden que se mantengan, o, en todo caso, que disminuyan.

  • La negativa a aumentar el contingente de tropas es fruto de la percepción de peligro, pero también de un rasgo más profundo de la cultura en política exterior de los españoles: el pacifismo.  Están de acuerdo en aumentar todas las partidas que tienen que ver con la acción exterior, desde la diplomacia a los incentivos a la inversión extranjera, pasando por los servicios de inteligencia; absolutamente todas, excepto el gasto militar y en defensa.

AUMENTA LA PREOCUPACIÓN POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

  • Un 86% se muestra partidario del aumento del gasto público en la lucha contra el cambio climático. Ello es así porque ha aumentado significativamente la preocupación por el calentamiento global. El porcentaje de españoles que lo consideran una amenaza muy importante para España se incrementa del 60 al 70% tras la reunión de París y la publicación del informe de la ONU, el apagón de 5 minutos, etc.
  • Sin embargo, el 85% rechaza el aumento de tarifas de luz, gas, etc.; el 66% rechaza un aumento de los impuestos; y un 62% rechaza las restricciones en el consumo.
  • En el campo de la energía, el 92% se manifiesta a favor del desarrollo de energías alternativas. Sólo un 21% está a favor de la construcción de más centrales nucleares, para reducir la dependencia energética del exterior.