11ª Oleada BRIE, marzo 2006

Resumen de prensa - PDF
Informe completo - PDF

Ficha Técnica

  • Universo: Población española de ambos sexos de 18 años y más.
  • Ámbito: Nacional. Todas las Comunidades Autónomas incluidas Ceuta y Melilla.
  • Tamaño de la muestra: 1.202 entrevistas
  • Diseño muestral: Polietápica estratificada. Afijación proporcional por el doble criterio CCAA -Hábitat proporcional a la población de cada Comunidad Autónoma, aplicándose a la unidad última (individuo) cuotas de sexo y edad.
  • Error muestral: ±2.9% (1.200n) para datos globales, p=q=0.5  y un intervalo de confianza del 95.5%.
  • Técnica aplicada: Entrevista telefónica asistida por ordenador en el hogar (sistema CATI).
  • Tiempo de realización: El trabajo de campo se ha llevado a cabo del 10 al 24 de marzo, ambos inclusive.
  • Trabajo de campo: TNS – Demoscopia.

1. LOS ESPAÑOLES VEN CON PREOCUPACIÓN LAS DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES MUSULMANES Y OCCIDENTALES

  • Los españoles hacen una valoración negativa de la llamada crisis de las caricaturas en su conjunto. Son muy críticos con la respuesta violenta de las sociedades árabes: hasta un 88% valora negativamente la reacción.

LOS ESPAÑOLES VEN CON PREOCUPACIÓN LAS DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES MUSULMANES Y OCCIDENTALES

  • El 57% también valora negativamente la publicación de las caricaturas sobre Mahoma por algunos medios europeos.

LOS ESPAÑOLES VEN CON PREOCUPACIÓN LAS DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES MUSULMANES Y OCCIDENTALES

  • La opinión sobre las caricaturas viene determinada sobre todo por la religiosidad del entrevistado: Cuanto más creyente, peor es la valoración. El 41% de los agnósticos valora negativamente las caricaturas, mientras que entre los muy creyentes el porcentaje alcanza el 70%.

LOS ESPAÑOLES VEN CON PREOCUPACIÓN LAS DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES MUSULMANES Y OCCIDENTALES

  • En cualquier caso, independientemente de las convicciones religiosas, los principios democráticos de los españoles  son claros. Aunque no gustasen las caricaturas, el 72% cree que debe prevalecer la libertad de expresión, frente a sólo un 14% que antepone el respeto a las confesiones religiosas.
  • Después de las reacciones violentas producidas en algunos países musulmanes, se descata la imagen negativa de éstos:
    1. El 90% los considera autoritarios
    2. El 79%, intolerantes
    3. El 68%, violentos
  • Esta imagen contrasta con la imagen de los países occidentales, que parecen la antítesis de los musulmanes. El 80% los considera democráticos, y el 70% pacíficos y tolerantes.

LOS ESPAÑOLES VEN CON PREOCUPACIÓN LAS DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES MUSULMANES Y OCCIDENTALES

2. LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES ES UNA SOLUCIÓN

Como consecuencia de estas diferencias el 74% cree que sí se puede hablar de que existe un “choque de civilizaciones”, frente a sólo un 22% que no lo cree.

Esta visión refleja más el temor a que se produzca que un diagnóstico de la situación, puesto que un 63% también cree los países musulmanes son distintos entre sí. Y otro tanto sucede con los occidentales: un 72% cree que hablamos de países distintos entre sí.

Además, para un porcentaje muy alto, el 38%, la reacción de los países musulmanes no fue del todo espontánea, sino que estuvo manipulada por los gobiernos.

Por otra parte también se es optimista respecto a las soluciones. El 61% también cree que “la propuesta del presidente Rodríguez Zapatero de una Alianza de Civilizaciones puede contribuir a la lucha contra el terrorismo internacional”, frente a un 32% no lo cree así.

Asimismo, son mayoría los españoles creen que “está teniendo una buena acogida por otros países”: un 44%, frente al 33% que no lo cree.

En lo relativo a la lucha contra el terrorismo internacional en España, el 88% valora positivamente las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, pero también el sistema judicial (66%) y los servicios de inteligencia y espionaje (63%).

Igual de rotunda es la valoración, ahora crítica, respecto a los líderes religiosos islámicos, pues el 75% cree que juegan un papel negativo. Por el contrario hay división de opiniones respecto a los partidos políticos: el 46% tiene una opinión positiva, y el 48% negativa.

Comparando las valoraciones positivas y negativas, quizás lo más llamativo es la excelente puntuación que reciben los servicios de inteligencia, la segunda más positiva sólo por detrás de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a pesar del desconocimiento que necesariamente los rodea. Una buena impresión que quizás obedezca a que se valora la información que ha llevado a la desarticulación de redes de reclutamiento islamistas en nuestro país.

LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES ES UNA SOLUCIÓN

3. OPTIMISMO RESPECTO A AMÉRICA LATINA

La mayoría, el 69%, piensa que “se está produciendo un giro a la izquierda en América Latina”.

El 55% “lo valora positivamente para los intereses españoles en la región”, aunque también un 38% lo considera negativo.

Como era previsible, la respuesta está relacionada con la ideología política del encuestado. Para la izquierda la valoración es positiva en un 73% de los casos, mientras que para la derecha es negativa en un 63%.

OPTIMISMO RESPECTO A AMÉRICA LATINA

En general los nuevos líderes latinoamericanos tienen una buena imagen entre una población, la española, que se autoubica en el centro-izquierda del espectro político. En una escala de valoración de 0 a 10 tanto Michele Bachelet como Evo Morales obtienen un 5,5, que los aleja de la opinión negativa que merecen Castro (2,8) o Chávez (3,9), pero también de la de Kirchner (4,9), que cosecha una peor nota y también genera una mayor indefinición o indiferencia, a pesar de llevar más tiempo en el poder.

OPTIMISMO RESPECTO A AMÉRICA LATINA

El 67% considera que “la inversión de capitales españoles en los países latinoamericanos ha sido beneficiosa para su desarrollo”. La imagen que tienen los españoles es mejor que la imagen exterior, puesto que esta opinión es compartida sólo por el 42% de los ciudadanos latinoamericanos entrevistados por el Latinobarómetro a iniciativa del Real Instituto Elcano en 2005.

OPTIMISMO RESPECTO A AMÉRICA LATINA

En lo relativo a los “sectores en los que las empresas españolas pueden contribuir más al desarrollo de los países latinoamericanos” los primeros son las infraestructuras/ transporte (51%) y las telecomunicaciones (46%). Por el contrario, el menos mencionado es la banca (28%).

Un 42% menciona el turismo, siendo esta proporción idéntica al de los ciudadanos latinoamericanos, que sin embargo discrepan en los restantes sectores, básicamente porque como hemos visto no son tan entusiastas con los beneficios de las inversiones para sus propios países. Y de hecho las mayores distancias respecto a la percepción de los españoles se da en los dos sectores que éstos consideran clave: las infraestructuras y las telecomunicaciones.

OPTIMISMO RESPECTO A AMÉRICA LATINA
Fuente: BRIE-11 y Latinobarómetro/ Real Instituto Elcano.

4. OPINIONES SOBRE EL PROTECCIONISMO

Continuando con las inversiones, el 59% cree que “para expandirse las empresas españolas tienen derecho a absorber o controlar empresas de otros países”, frente a un 36% que no lo cree así.

Respecto a si “el gobierno español debe impedir el control de empresas españolas por empresas de otros países”, la división es aún mayor: el 44% piensa que sí y el 51% que no.

Combinando las dos cuestiones tendríamos una tipología de españoles que al menos provisionalmente podemos llamar:

  • Liberales: en contra de la protección y a favor de la expansión exterior (40%)
  • Proteccionistas: están a favor de la expansión exterior pero con protección del mercado español (24%)
  • Aislacionistas: en contra de la expansión y a favor de la protección (22%)
  • Nacionalistas: en contra de la protección pero también de la expansión exterior (14%)

OPINIONES SOBRE EL PROTECCIONISMO

En cualquier caso, los españoles sí creen que los sectores que se deberían proteger son la energía (22%) y la industria (8%).

OPINIONES SOBRE EL PROTECCIONISMO
Las actitudes ante el proteccionismo no se ven afectadas por el origen de las empresas extranjeras, pues los porcentajes no varían aunque sean de la Unión Europea.

6. LOS ESPAÑOLES TENEMOS MAS AMIGOS EN EUROPA

A pesar de que la anterior cuestión del proteccionismo también ha entrado en el debate sobre el futuro la Unión Europea, el 82% de los españoles cree que la situación de la Unión es buena.

LOS ESPAÑOLES TENEMOS MAS AMIGOS EN EUROPA

La mitad (49%) cree que “los europeos tienen una buena opinión sobre España como país”, frente a sólo un 5% que piensa que es mala.

Los españoles parecen más seguros de sí mismos que hace diez años, pues en 1996, un estudio de IUOG/ Demoscopia registraba 10% de españoles que pensaba que era mala.

LOS ESPAÑOLES TENEMOS MAS AMIGOS EN EUROPA

Preguntados por “el país europeo que siente más simpatía hacia España” los españoles dicen que es Italia (22%), seguido de Alemania, Francia o el Reino Unido, todos ellos mencionados por el 15%.

En comparación con los resultados del IUOG/ Demoscopia de 1996, Italia disminuye diez puntos desde el 31%, y sobre todo aumenta Reino Unido desde el 3%, y en menor medida Francia desde el 9%. Podemos decir entonces que nos sentimos más integrados, en la medida en que creemos que tenemos más amigos en Europa.

LOS ESPAÑOLES TENEMOS MAS AMIGOS EN EUROPA

En cambio la atribución de las fobias es más estable. En el 2006 el país que siente más antipatía hacia España es Francia (37%) y el Reino Unido (22%). Y lo mismo prácticamente en 1996: 37% de Francia, 27% del Reino Unido.

Pero en su conjunto la Unión Europea es valorada muy positivamente con un 7,2 en una escala de 0 a 10.

7. MULTILATERALISMO ACTIVO

Los españoles, en general, hacen una valoración positiva de todos los organismos internacionales. De los catorce por los que se preguntó sólo la Liga de Países Árabes puntúa por debajo del 5. Y a pesar de las críticas desde el movimiento antiglobalización, también se hace una valoración positiva de la Organización Mundial de Comercio, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, que reciben un 6.

Entre las cinco primeras están las tres ONG más conocidas en ámbitos distintos, como Amnistía Internacional, Greenpeace o Médicos sin Fronteras, que obtiene la mejor nota: un 8,5.

MULTILATERALISMO ACTIVO

8.  APOYO A LA ACCIÓN HUMANITARIA

Además el de los españoles es un multilateralismo militante ya que el 79% cree que “para el futuro de España es mejor que tengamos un papel activo en la política internacional”.

Para ello el 56% está a favor de aumentar el gasto en ayuda y cooperación internacional, frente al 6% a favor de recortarlo. Es la partida exterior que más apoyan los españoles.

Aunque el 39% también está a favor de aumentar el gasto en inteligencia y servicios secretos, por encima de los gastos diplomáticos o de defensa, partidas en las que se desea continuidad.

APOYO A LA ACCIÓN HUMANITARIA

Estas preferencias de gasto público reflejan el pacifismo de los españoles, quienes por ejemplo ante la situación creada por el programa de investigación nuclear de Irán defienden el recurso a las sanciones económicas (85%) antes que el uso de la fuerza (5%).

Lo anterior no impide que se haga una valoración de la presencia de tropas españolas en misiones humanitarias el exterior. La opinión es favorable, se trate de los Balcanes, Haití o Afganistán.

APOYO A LA ACCIÓN HUMANITARIA