7ª Oleada BRIE (Encuesta CIS - Real Instituto Elcano), noviembre 2004

Resumen de prensa - PDF
Informe completo - PDF

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y el Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos presentan el informe “Opiniones y actitudes de los españoles ante el Tratado Constitucional y el proceso de integración en la Unión Europea”, con el que se realiza la séptima edición, en este caso y por primera vez monográfica, del Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE).

La importancia del referéndum sobre el Tratado Constitucional de la Unión Europea, que se celebrará en España el 20 de febrero de 2005 y que representa un hito fundamental en el proceso de integración europea, merecía la colaboración conjunta entre el CIS y el Real Instituto Elcano.

La encuesta fue realizada entre los días 8 al 12 de noviembre a 2.400 personas en todo el territorio nacional, con un error del +2,00% para el conjunto de la muestra.

Entre los resultados más significativos del informe destacan:

  • Los españoles apoyan mayoritariamente la celebración del referéndum.
  • No conocen el Tratado Constitucional.
  • Consideran que el Tratado es bueno para Europa.
  • También creen que el Tratado Constitucional es bueno para España y que beneficia a las Comunidades Autónomas.
  • El apoyo genérico al Tratado no impide que aflore cierto escepticismo.
  • El apoyo mostrado se debe al profundo europeismo de los españoles.
  • Sí a Europa y no a que Europa se convierta en una superpotencia militar.
  • Francia y Alemania son los mejores aliados europeos de España.
  • Respecto a las futuras ampliaciones se abre la puerta a Rusia y no a Turquía.
  • Los españoles apoyan mayoritariamente la celebración del referéndum

Hay práctica unanimidad (83%) en mostrarse a favor de la celebración del referéndum. Es más, de julio a noviembre de este año, el apoyo a la celebración del referéndum aumentó en 10 puntos, pasando del 72% al 83%.

  • Aunque no conocen el Tratado Constitucional

El 84% de los españoles afirma no conocer la Constitución Europea: el 60% dice tener poco conocimiento y un 24% ninguno.

Además, uno de cada dos españoles (el 44%) afirma desconocer, incluso, la opinión de su partido sobre el Tratado.

  • El Tratado es bueno para Europa

A pesar de lo anterior, el fuerte europeísmo de los españoles hace que éstos, sin conocerlo, hagan una valoración muy positiva del Tratado. La mayoría (58%) piensa que el Tratado es bueno para Europa.

Se cree que el Tratado es un avance para el proceso de integración (75%) y que garantiza la paz y la prosperidad de Europa (67%). Sólo un 27% considera que refuerza  la ‘Europa del Capital’ frente a la Europa Social.

  • También es bueno para España

Al mismo tiempo, de forma mayoritaria, se piensa que el Tratado es también bueno para España (55%).

¿Por qué es bueno? Se piensa que, con el Tratado, España tendrá también más posibilidades de desarrollarse económica y políticamente (60%).

Y, concretamente en el aspecto institucional, la mayoría de los españoles también cree que España no pierde peso político con el nuevo Tratado.

  • Beneficia a las Comunidades Autónomas

Los españoles consideran que la Constitución también es buena para las CCAA, que tendrán más posibilidades de desarrollarse tanto económica como políticamente e, incluso, en términos de cultura e identidad (aproximadamente el 50% de los españoles así lo cree). Sólo 20% de los entrevistados cree que la Constitución no reconoce la identidad de los pueblos europeos.

Desde luego, en Cataluña o el País Vasco se demanda un mayor reconocimiento europeo de la identidad y cultura propias, aunque también en el resto de España se apoyan en parte estas reivindicaciones. Así, la gran mayoría de los españoles, el 59%, se declara a favor del reconocimiento en Europa de las lenguas que son oficiales en España, una demanda que se vuelve casi unánime en Cataluña (84%) y País Vasco (81%).

  • El sí crítico

El apoyo genérico al Tratado no impide que aflore cierto escepticismo:

  • Entre los votantes del PP, porque una proporción significativa piensa que España pierde peso político
  • Entre los de IU, porque el Tratado consagraría la Europa liberal, del Capital, frente a la Europa Social
  • Entre los de los partidos nacionalistas, porque no creen reconocido suficientemente su hecho diferencial

Entre los simpatizantes del PP y de los partidos nacionalistas estas reservas se traducen en tasas de participación y de voto a favor que son inferiores a las de los votantes del PSOE.  Uno de cada dos votantes del PSOE está a favor y sólo un 30% indeciso, mientras que entre las bases del PNV o ERC el porcentaje de rechazo o indecisión (50% en ambos partidos) supera al de apoyo (40 y 31%, respectivamente).

  • El apoyo obedece al profundo europeísmo de los españoles

El amplio apoyo a la Constitución, a pesar de los matices anteriores, se nutre del fuerte europeísmo de los españoles.

Europa debe ser la primera área de la política exterior española: uno de cada dos españoles (46%) piensa que Europa debe tener prioridad. Muy por detrás seguiría América Latina, empatada con EEUU (10%).

Además, los españoles están a favor de la extensión de competencias de la UE en casi todos los ámbitos: la política de inmigración (78%), una política exterior común (76%), una policía europea (72%), o la armonización fiscal (58%). Igualmente, la mayoría también se manifiesta a favor de un gobierno común europeo (65%), aunque en otro contexto uno de cada dos españoles (el 55%) también piensa que “los Estados miembros de la UE deben siempre tener la última palabra”.

  • Europa sí, pero no una superpotencia

Por el singular pacifismo de los españoles, el único aspecto que despierta recelo es el militar. Aunque el 62% de los españoles está a favor de un ejército común europeo, un 40% rechaza aumentar los gastos de defensa europeos, para dar un mayor peso internacional a la UE, y un 34% el envío soldados en acciones internacionales de la UE

En el mismo sentido hay que entender que sólo el 27% quiera una Europa convertida en contrapoder europeo a EEUU y, ello, porque dos de cada tres españoles  (el 65%) rechazan simplemente la idea de una superpotencia, ya sea esta norteamericana o europea.

  • Francia y Alemania, los mejores aliados europeos de España

Dentro de Europa, Francia (51%) y Alemania (42%) son considerados los países más amigos de España, seguidos a gran distancia de Portugal e Italia (18%).

De todos modos, a pesar de esta afinidad con las dos potencias europeas, la gran mayoría de los españoles desea una Europa sin directorios, en la que todos los países miembros tengan la misma influencia en las decisiones (69%).

  • Sí a Rusia, no a Turquía

Finalmente, sobre futuras ampliaciones, sólo se abre la puerta a Rusia (58%), mientras que quedarían fuera Turquía (44%) y por supuesto Marruecos (25%) e Israel (21%).

Hay que destacar que el debate público sobre la conveniencia o no de admitir a Turquía en el seno de la UE, ha convertido en rechazo el apoyo inicial que prestaban los españoles a la adhesión (un 56% en mayo).