3ª Oleada BRIE, mayo 2003

Resumen de prensa - PDF
Informe completo - PDF

Se presentan los resultados del tercer Barómetro del Real Instituto Elcano. El trabajo de campo de la encuesta se realizó durante los días de 5 a 10 de mayo de 2.003, mediante entrevista personal a una muestra de 1209 españoles, representativa de la población general, con un margen de error de +/- 2,89.

1. Los valores

Los españoles son profundamente pacifistas. Sólo se considera legítima la injerencia humanitaria. Ni siquiera en caso de amenaza de ADM:

    1. genocidio (53%)
    2. armas de destrucción masiva (43%)
    3. desprecio de la legalidad (35%)
    4. guerra civil (34%)
    5. dictadura (32%)
    6. amenaza (30%)

Los valores

Ni tampoco se  considera legítimo “que un país que se considere amenazado ataque a otro aunque la acción no tenga el respaldo de los organismos internacionales”.

Los valores

Suponiendo que en un país haya una dictadura, los españoles tampoco creen que sea “legítimo que otros países impongan cuanto antes la democracia en beneficio del pueblo, aunque sea por la fuerza”, y sí que “se debe ayudar a un cambio pacífico de régimen, aunque lleve más tiempo”.

Los valores

2. Valores y realismo

Pero los españoles también son realistas. En primer lugar, este realismo se pone de manifiesto en la valoración de la situación de Irak tras el conflicto.

Si bien el pacifismo que hemos mencionado hizo que se rechazase mayoritariamente la guerra de Irak, el 55% de los españoles cree que la población iraquí va a estar mejor que con Sadam.

Valores y realismo

En consecuencia, la población española mayoritariamente aprueba  que España tenga un papel activo en la reconstrucción. El 72% ve con buenos ojos la participación de empresas españolas en la reconstrucción de las infraestructuras.

Valores y realismo

3. El poder de España

Aunque, como consecuencia de sus valores pacifistas, la mitad de los encuestados  -el 59%- considera que la imagen de España ha empeorado por su papel en la crisis iraquí.

El poder de España

Se piensa que España tiene ahora más poder que antes: en una escala de 1 a 10, sube del 4,3 al 4,9, es decir, del suspenso al aprobado.

El poder de España

Por lo tanto es importante subrayar que los españoles empiezan a percibir que nuestro país cuenta en la escena internacional.

Pero además casi la mitad de los españoles (un 42%) cree que España “debería tener más poder”, es decir, que todavía debería aspirar a más

El poder de España

4. Los intereses de España

Otra muestra de realismo es que, a pesar de aumentan los sentimientos de rechazo respecto a los EEUU,  pues la valoración positiva desciende del 39 al 33%, y la negativa aumenta del 52 al 61%…

Los intereses de España

la relación con los EEUU se sigue manteniendo como una de las prioridades de política exterior:

  • Europa sigue siendo el área prioritaria para los españoles, pasando del 73 al 79%.
  • Se mantiene en los mismos niveles la importancia atribuida a América Latina (36%) y a los EEUU (21%)
  • Desciende la prioridad del Magreb y el norte de África (del 15 al 9%).

En definitiva, aunque los sentimientos son ahora más negativos respecto a los EEUU, se es muy consciente de las relaciones trasatlánticas son clave para los intereses de España.

5. La polarización ideológica

La cuestión anterior, la del atlantismo,  nos lleva a un último punto que pone de manifiesto esta tercera oleada del BRIE.

  • Entre las personas de izquierda en noviembre de 2002 el porcentaje de atlantistas era del 23%, mientras que ahora asciende prácticamente al 10%
  • Entre las personas de derecha el porcentaje de atlantistas se dobla: del 25 al 43%.

La polarización ideológica

La anterior es sólo una de las muchas ilustraciones posibles de una tendencia más general, a saber:

  • en la mayor parte de las preguntas realizadas en la tercera oleada del BRIE, la ideología política del entrevistado es una variable más importante que el seguimiento de los medios y otros indicadores de la información del entrevistado
  • pero además la ideología política es más importante ahora de lo que lo era en el primer o el segundo BRIE.

Por lo tanto, en lo tocante a la evolución de la opinión pública, desde noviembre de 2002 se ha producido un alineamiento y una polarización ideológica sin precedentes respecto a aspectos claves de la política exterior.

6. En resumen

Habría que destacar dos resultados fundamentales:

  1. Los españoles tienen convicciones profundas, son pacifistas

pero también enormemente realistas.

  • Y, en este sentido, creen que el poder de España ha aumentado
  • Y una parte importante de la población desea que siga aumentando.
La ruptura del consenso en política exterior entre el Gobierno y la oposición a raíz del conflicto de Irak se ve reflejada en la opinión pública española en forma de una aguda polarización ideológica entre las personas de izquierda y derecha.