ES / EN ES EN

estudios internacionales y estratégicos

La reputación de España en el mundo. Country RepTrak®2016

Reputation Institute y Real Instituto Elcano. 20/9/2016

Descargar PDF para leer todo el documento
Ver también: mesa redonda “España: imagen y marca. ¿Cómo nos ven y cómo somos? (2016)

 

Resumen

Edición 2016 del informe que analiza la reputación de España en el mundo mediante encuestas de opinión entre ciudadanos de diecinueve países utilizando la metodología Country RepTrak®. Dicha metodología es un análisis de la reputación de los países con un modelo inspirado en la medición de la reputación de las empresas..

Índice

1. Introducción

2. Metodología Country RepTrak®

3. La reputación de España en el mundo
a. La reputación de España en el G8
b. La reputación de España en América Latina
c. La reputación interna de España
d. Comparativa internacional de la reputación de España

4. Atributos que construyen la reputación de España
a. Fortalezas y debilidades de España en el G8
b. Fortalezas y debilidades de España en América Latina
c. Fortalezas y debilidades internas de España
d. Perfil competitivo de España

5. La Economía de la Reputación: la reputación de España y la creación de valor
a. Comportamientos favorables hacia España en el G8
b. Comportamientos favorables hacia España en América Latina
c. Comportamientos favorables internos de España
d. Perfil comparativo de las actitudes de apoyo hacia España

6. Principales conclusiones

1. Introducción

El estudio La reputación de España en el mundo tiene por objetivo analizar la percepción que nuestro país tiene una muestra representativa del público general de 23 países, entre ellos los pertenecientes al influyente grupo del G8.

Los indicadores de percepción facilitados por este estudio complementan otros de realidad, que conjuntamente son utilizados por el Real Instituto Elcano para analizar la Marca España y definir las líneas estratégicas de su gestión, que posteriormente serán implementadas mediante planes operativos de actuación por la Oficina del Alto Comisionado para la Marca España dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Como más adelante se analizará en este estudio, la reputación de España en 2016 confirma su recuperación tras el duro ajuste sufrido en el trienio 2011-2013. Y si bien es cierto que este año, con respecto a 2015, el indicador Pulse que mide la estima, la confianza, el respeto y la buena impresión que despierta nuestro país, retrocede una décima se trata de una descenso que no es estadísticamente significativo y que, en todo caso, no altera la posición de España en el ranking general de los 55 países evaluado en este estudio, que sigue manteniendo el mismo 17º puesto del pasado año.

En términos generales la reputación de España continúa apalancándose en sus variables más soft, aquellas que tienen que ver con el talante de sus habitantes, el estilo de vida, el entorno natural o las posibilidades de ocio y entretenimiento. Variables hard, como nuestro nivel de tecnología e innovación, el reconocimiento de nuestras marcas comerciales y empresas o el entorno económico continúan reconociéndose como las principales debilidades de nuestra percepción internacional.

En un lugar intermedio estarían algunas de las variables de la dimensión Calidad institucional, que, junto, con las de naturaleza económico-empresarial, fueron las que en mayor medida acusaron el impacto de la reciente crisis económica, pero que a partir de 2014 iniciaron una senda alcista que sigue prolongando en 2016. Es el caso de la ética y transparencia, del respeto internacional de España, del entorno institucional o del bienestar social, que son, junto con el uso eficiente de los recursos y la cultura, las que registran los incrementos para significativos en el G8 respecto a 2015.

Por último, la percepción que los españoles tenemos de nuestro país continúa acortando distancias con la percepción exterior, después de que en los años más duros de la crisis económica aquella registrara una caída acusadísima, de entorno a treinta puntos Pulse en el período 2009-2014. A partir del año 2015, coincidiendo con la mejoría de los indicadores macroeconómicos, la percepción española ha iniciado una recuperación que llega hasta la actualidad, si bien la situación aún dista mucho de parecerse a la que había al inicio de la serie histórica de este estudio.

Más información:

Descargar PDF para leer todo el documento